Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Planeta

Piden ley para proteger a los corales

PANAMÁ. Investigadores de los recursos acuáticos del país coincidieron en la necesidad de contar con una legislación más adecuada que pr...

PANAMÁ. Investigadores de los recursos acuáticos del país coincidieron en la necesidad de contar con una legislación más adecuada que proteja a los arrecifes de coral del país del riesgo de desaparecer.

El llamado se hizo en la presentación ayer en esta capital del libro “Arrecifes Coralinos y Comunidades Coralinas del Pacífico Occidental de Panamá (POP)”, dado a conocer por la organización Conservando la Naturaleza (TNC, por sus siglas en inglés) y el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales.

Aunque el documento destaca que el POP tiene la mayor biodiversidad en corales y especies asociadas en el Pacífico Tropical, en comparación con el Pacífico Occidental Tropical, comprendido desde México hasta las Islas Galápagos (Ecuador), da señales sobre la existencia de peligros a esta rica biodiversidad.

Héctor Guzmán, investigador permanente del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales y uno de los responsables del libro, reconoció que existen amenazas a esta área de rica biodiversidad panameña.

Según el experto, se requiere de una ley de ordenamiento territorial que proteja a los corales ante el desarrollo de proyectos turísticos que no establecen los límites necesarios para evitar la depredación de estos ricos ecosistemas.

La investigación demandó varios años y destaca la riqueza del POP (comprendido entre Punta Burica —Costa Rica— y Punta Mala —Panamá—), y del cual forman parte más de 45 islas y más de 2,300 kilómetros de costa.

El diagnóstico, que coincidió con la presentación de información sobre una red de monitoreo de arrecifes coralinos, que cuenta con 33 sitios de control en aguas del Pacífico y del Caribe en Panamá, muestra que por la información recopilada pareciera que se ha mantenido estable en los últimos cinco años la generación de coral vivo en la zona.

Pero para el especialista del Instituto Smithsonian el punto es que hay lugares en el POP en los cuales es buena la situación en cuanto a la población de coral vivo, frente a otros sitios en los que no ocurre lo mismo.

Otras amenazas que identificó para el POP son la falta de una mejor regulación y fiscalizaicón de la actividad pesquera, el desarrollo turístico inadecuado en las zonas costeras, que son las más adecuadas para la actividad, y la sedimentación, que puede ser consecuencia de la deforestación de la zona costera.

Dijo que se debe terminar lo que se puede hacer en las islas y hasta dónde, y consideró que lo que el plan maestro que existe permite es que se abran hoteles en muchas partes.

La bióloga Malena Sarlo, planificadora para la conservación de TNC, coincidió en que la pesca no regulada o incidental, el desarrollo costero incompatible son dos de las principales amenazas a los arrecifes.

Dijo que la regulación pesquera data de los años 50 y que debe ser actualizada con base en la investigación científica existente. Opinó que los municipios pueden ayudar a lograr el ordenamiento requerido.