Temas Especiales

29 de May de 2020

Planeta

Petróleo alcanzó Florida

MIAMI. La ‘mancha negra’ de petróleo del Golfo de México pudo llegar ayer por primera vez a las playas cercanas a Pensacola, en la costa...

MIAMI. La ‘mancha negra’ de petróleo del Golfo de México pudo llegar ayer por primera vez a las playas cercanas a Pensacola, en la costa noroeste de Florida, donde desde ayer se empezó a recoger alquitrán, informaron las autoridades.

El parque Island Seashore, frente a la bahía de Pensacola, administrado por el Servicio de Parques Nacionales de EEUU, está compuesto de una larga barrera de islas y playas.

Las autoridades han desplegado ya en aguas cercanas a Panhandle varias embarcaciones de los guardacostas provistas de skimmer o bocas basculantes que ayudan a recoger materia en suspensión, con el objetivo de ‘minimizar cualquier potencial impacto’ del vertido.

Además, una cadena de 78 kilómetros de barreras sintéticas flotantes se han desplegado en zonas cercanas a los condados floridenses de Escambia y Santa Rosa, en el cono de trayectoria de la ‘mancha negra’.

‘Se han cumplido los pronósticos de la NOAA que indicaban que la marea negra llegaría ayer’, impulsada por vientos que soplan del sur y del suroeste, dijo a Efe Daniel Suman, profesor de la Facultad de Ciencias Marinas de la Universidad de Miami (UM).

Suman explicó que la barrera de islas y las playas de blancas arenas del Gulf Islands Seashore son de gran importancia para el turismo y que, ‘detrás de ellas, en el interior, se encuentran humedales muy vulnerables’.

ARRECIFES EN PELIGRO

La actividad pesquera se ha visto muy afectada desde que el Gobierno estadounidense amplió el área cerrada a la práctica de la pesca, que actualmente ocupa un 37% de las aguas del Golfo.

La marea negra de petróleo es también una amenaza directa para los arrecifes coralinos de los cayos de Florida, debido a que la corriente marina principal del Golfo, denominada de ‘lazo’, puede arrastrar el vertido hacia el extremo sur del estado.

Gregor Eberli, Mark Grasmueck y Thiago Correa, profesores de la División de Geofísica y Geología Marina de la UM manifestaron su preocupación por el efecto del ‘petróleo que permanece en suspensión en el agua y que supone un grave peligro para el plancton y los arrecifes coralinos más profundos’ en el estrecho de Florida. De alcanzar la marea negra el sur de Florida, no sólo afectará al ‘santuario marino de arrecife de coral de los cayos’, sino que puede causar graves daños en los manglares del condado de Miami-Dade, el parque nacional de los Everglades y hasta las playas de Miami, en el Atlántico, alertó Suman.

PROGRESOS

Por su parte, el presidente de EEUU, Barack Obama, aseguró ayer que parece haber ‘progresos’ en la lucha contra el vertido de petróleo en el Golfo de México, después de que técnicos de British Petroleum colocaran una campana sobre el pozo averiado. Tras una sesión informativa con los responsables de la coordinación en la respuesta al vertido, Obama indicó que es demasiado pronto para ser optimista sobre el resultado del nuevo intento de contener el crudo, aunque consideró que al menos por el momento parece funcionar.