Temas Especiales

21 de Apr de 2021

Planeta

¡ Al rescate de las iguanas en Los Santos !

PANAMÁ. Las costumbres están cambiando en favor del medio ambiente. Y como bien cita el viejo adagio, ‘para muestra un botón’: los sante...

PANAMÁ. Las costumbres están cambiando en favor del medio ambiente. Y como bien cita el viejo adagio, ‘para muestra un botón’: los santeños han decidido conservar las iguanas en lugar de comérselas guisadas, asadas o como se les antojaba.

¿Será que los residentes de esta provincia, reconocida como la tierra de los ‘tumba palos’ y ‘come iguanas’, han notado la reducción del reptil de los bosques y han decidido repoblar la especie para no perderse este rico alimento? ‘La preocupación de nosotros es que queremos volver a repoblar el área de iguanas’, afirmó con innegable sinceridad Temístocles Degracia, un joven que con tan solo 27 años preside el Grupo Ecológico Renacer, en Aguas Calientes de Tonosí, en Los Santos.

¿O será que simplemente la educación ambiental y el conocimiento de la especie están cambiando los hábitos de los residentes de Los Santos? Es probable que sí. Lo cierto es que hoy día –solamente en la provincia de Los Santos– hay más de una docena de proyectos comunitarios para la cría en cautiverio de las iguanas verdes, respaldadas por el proyecto Corredor Biológico Mesoamericano del Atlántico Panameño (CBMAP II) de la ANAM. Esta iniciativa busca recuperar las poblaciones y reducir la presión ejercida sobre esta especie por la cacería furtiva de personas que no se resisten a comer la suculenta y nutritiva carne de este reptil de aspecto poco agradable.

A poco más de dos años y medio de haber iniciado el zoocriadero de iguanas verdes, Temístocles ya comparte con otras personas experiencias obtenidas con el proyecto. Además, tiene un grupo significativo de iguanas. ‘El primer año tuvimos 75 nacimientos, este año fueron 116. Cuando estén más grandecitas, las vamos a soltar, porque nuestra meta es liberar diez por cada cien nacimientos, pero hay que marcarlas primero. ‘Porque si alguno de afuera las atrapa, ya nosotros sabemos cuál es’, cuenta mientras acariciaba con visible ternura a una de sus iguanas consentidas.

TAREA DIFÍCIL

El joven reconoce que el trabajo de criar y reproducir a los reptiles no ha sido fácil. Según él, ninguna de las 30 personas que integran el grupo Renacer tenía experiencia en esta actividad, y admite que las capacitaciones patrocinadas por el CBMAP II les han enseñado cómo manejar y cuidar las iguanas, principalmente en los momentos más álgidos de los animales: apareamiento, puesta de huevos, incubación y nacimientos.

El equipo ha logrado integrarse bien al trabajo. Los socios se turnan para cumplir las diferentes tareas de aseo de jaula y alimentación.

Los buenos cuidados han dado sus frutos, pues la incidencia de fugas es mínima. ‘Casi no se salen y cuando se está rascando el rallo para darles comida, ellas vienen solitas’, aseguró Temístocles, al tiempo que detalla la dieta que les brindan, compuesta principalmente por melón, zapallo, zanahoria, lechuga, repollo, hojas y flor de papo.

La gran jaula está dividida en diferentes secciones en donde las iguanas van rotando de lugar a medida en que crecen. Las recién nacidas están en jaulas cerradas, siguen las juveniles y termina con las adultas.

Debido a las plagas (garrapatas) permiten cierto grado de mezcla, porque han comprobado que las de mayor tamaño, protegen a las más pequeñas.

RECOMENDACIÓN

‘Yo les diría a las demás personas que nos ayudaran para volver a repoblar el área, porque esto era lo máximo en iguanas, pero se han ido acabando por la cacería indiscriminada’, concluyó lamentando este joven ambientalista santeño.