Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Planeta

El asesino de las tortugas y los tiburones en Coiba

PANAMÁ. La pesca mediante el uso del palangre de fondo está afectando la biodiversidad en el Parque Nacional Isla Coiba (PNC). Más de un...

PANAMÁ. La pesca mediante el uso del palangre de fondo está afectando la biodiversidad en el Parque Nacional Isla Coiba (PNC). Más de un 50% de las tortugas marinas que quedan atrapadas en este arte de pesca mueren ahogadas, así como individuos juveniles de tiburones, afirmó el doctor Ángel Vega, investigador de la Universidad de Panamá.

El investigador, quien participó en un taller sobre periodismo ambiental para profesionales de los medios de comunicación, que tuvo lugar hace dos fines de semana en Coiba, dijo que ese arte de pesca tiene un impacto negativo no solo para las tortugas marinas y los tiburones, sino también para los peces juveniles de la cherna roja (Epinephelus acanthistius), pez muy estimado por su valor comercial.

Vega explicó que los pescadores artesanales de Veraguas y Chiriquí solicitaron el uso del palangre de fondo, cuya utilización se condicionó a los resultados de una investigación. Una vez que se estudió el proceso de pesca, se consideró la necesidad de mantener la prohibición de uso de esta herramienta por el alto impacto en la vida marina.

El palangre es una serie de líneas de cuerdas en las que se colocan anzuelos que utilizan los pescadores para capturar masivamente los ejemplares de peces; existen variedades superficiales –especialmente para las especies de dorado—, que es permitida, así como la vertical. El palangre de fondo impide a las tortugas, cuando son atrapadas, salir a tomar el aire y así mueren asfixiadas; por eso su uso es prohibido.

Santiago Rojas, jefe del PNC, afirmó que en atención a las consideraciones técnicas, los guardaparques proceden a restringir el uso del palangre de fondo y a detener las naves que infringen las disposiciones. ‘Hay un proceso legal que debe cumplirse y somos respetuosos de la normativa’. El Consejo Directivo del PNC regula la ley que crea el parque y establece el tipo de artes de pesca que pueden ser utilizados.

La Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) mantiene en la actualidad procesos administrativos y ha solicitado acciones penales a un total de 29 embarcaciones que no pueden ingresar al PNC por el uso de este arte de pesca en estas aguas.

En los primeros cinco meses que han transcurrido del 2011, se han tomado medidas contra cuatro embarcaciones por diferentes situaciones dentro del área protegida; entre ellas, dos barcos costarricenses, el ‘Miriam III’ y el ‘Capitán Rolando’. Además, las embarcaciones deportivas ‘Car Doce’ y ‘Panamá III’, por pesca ilegal.

En el primer caso, la nave fue retenida por llevar 6 mil libras de pescado, tiburones, pargos y otros. Fue sancionada con 10 mil dólares y el decomiso del arte de pesca. En la reconsideración, la cuantía de la multa bajó a 8 mil dólares y se mantuvo el decomiso de la carga y el equipo.

El segundo barco llevaba 3 mil libras de tiburón martillo y 4 mil libras de otras especies de pescado.

La ANAM desarrolla una labor diaria de patrullaje junto a otras entidades como la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP), la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), el Servicio Aeronaval Nacional (SENAN) y la Fundación MarViva.