Temas Especiales

25 de Oct de 2020

Planeta

Mitología, prevención y creencias

En nuestro país particularmente en la estación lluviosa hemos podido observar relámpagos y oído truenos. El hombre primitivo era temero...

En nuestro país particularmente en la estación lluviosa hemos podido observar relámpagos y oído truenos. El hombre primitivo era temeroso de los fenómenos atmosféricos y los relacionaba con advertencias y castigos de los dioses, o bien como signos de mala suerte o anuncios de futuros eventos. Zeus, mitológico dios griego del cielo y la tierra, iba armado con el trueno y el rayo, y al agitar su escudo producía tempestades y huracanes.

Hacia mediados del siglo XVIII, Benjamín Franklin y otros investigadores ya habían comprobado la esencia eléctrica del rayo, al que inicialmente relacionaron con una gran chispa.

En la actualidad se consideran que la nube llamada Cumulonimbus, es la responsable de las descargas eléctricas.

Esta alcanza un gran desarrollo vertical superando a menudo los 10 km de altura. Además adquiere forma de coliflor o yunque en sus topes.

En el interior de esta nube Cumulonimbus, las cargas eléctricas siguen una dinámica térmica y eléctrica compleja, basada en los movimientos interiores de las partículas de la misma nube.

En cuanto a los relámpagos y truenos se deben a la rápida expansión del aire calentado por efecto de la descarga eléctrica. Ese aire llega alcanzar entonces temperaturas de 30 mil grados centígrados. El trueno es escuchado después de haber visto el relámpago porque la luz viaja a una velocidad mucho mayor que la del sonido.

Para calcular la distancia a la que ha caído un rayo sólo se tiene que multiplicar por 340 el número de segundos que hubo de intervalo entre el relámpago y el trueno (340 metros por segundo es la velocidad del sonido al nivel del mar).

Los rayos presentan características particulares, unos se presentan en la nube, otros de nube a nube, como también de nube a tierra. El rayo que se da de nube a tierra es el que representa mayor amenaza para la vida y la propiedad. La probabilidad de ser alcanzado por un rayo es de 1 en 2, 320,000. Sin embargo es lamentable enterarnos a través de los medios locales, de muerte de seres humanos, por causa de una descarga eléctrica.

Éstos son algunos consejos a tomar en cuenta para no ser parte de la noticia. En presencia de tormentas eléctricas: * No salga de su casa hasta que haya finalizado la actividad eléctrica.

* No use artefactos eléctricos.

* No trabaje en líneas eléctricas, alambrados, estructuras de acero y líneas telefónicas.

* Salga del agua estando en piscinas al aire libre o si está en la mar (playas).

* Si usted está viajando quédese en el interior del carro.

Finalmente sepa usted que puede auxiliar sin ningún temor alguna persona que haya sido alcanzada por un rayo, ya que no retienen carga alguna. Usted puede revivirla mediante respiración boca a boca y masaje cardíaco.

METEORÓLOGO