Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Planeta

América se pobló en tres oleadas

PARÍS. Los indígenas del continente americano descienden de al menos tres oleadas migratorias ocurridas desde Siberia hace entre 5 mil y...

PARÍS. Los indígenas del continente americano descienden de al menos tres oleadas migratorias ocurridas desde Siberia hace entre 5 mil y 15 mil años, según un estudio publicado en la revista Nature.

El hallazgo causa controversia entre los especialistas en genética, arqueólogos y lingüistas, muchos de los cuales sostienen que la población autóctona del continente procede de un sólo grupo asiático.

El nuevo estudio, que se presenta como el análisis genético más amplio de los indígenas del continente americano, asegura que encontró pruebas irrefutables de que hubo tres olas migratorias, abundando en una teoría aparecida por primera vez en 1986.

La mayoría de los aborígenes americanos, sostiene el estudio, desciende de un grupo conocido como ‘el Primer Americano’, que cruzó desde Asia pasando por el puente de tierra de Beringia, entre Siberia y Alaska, hacia el final de la última glaciación hace unos 15 mil años.

Entre sus descendientes actuales figuran los Algonquinos de Quebec, los Yaganes de Tierra del Fuego y los Kaqchikel de Guatemala.

LA PRIMERA MIGRACIÓN

Pero dos migraciones posteriores, de gentes emparentadas con la etnia china, dieron lugar a más grupos, según el estudio publicado en Nature. ‘Casi la mitad de los hablantes de lenguas esquimo-aleutianas del Ártico procede de una segunda ola de genes asiáticos’, asegura a modo de ejemplo el estudio, que expone la mezcla que hubo entre los emigrantes de la segunda y la tercera ola con los de la primera.

La segunda y tercera oleadas podrían haber llegado a América en botes, después de que el puente de Beringia desapareciera bajo el agua al final de la última glaciación, según dijo el experto en genética Andrés Ruiz Linares, del University College de Londres.

LOS DATOS GENÉTICOS

El especialista coordinó a un equipo de unos 60 investigadores de todo el mundo, que analizaron los datos genéticos de más de 500 individuos pertenecientes a 52 grupos nativos americanos y 17 grupos siberianos, buscando similitudes y diferencias.

Los investigadores encontraron la mayor diversidad genética en América del Norte, y los grupos más heterogéneos en el Sur, adonde probablemente avanzaron ante el aumento de la competición por los recursos a medida que llegaba más población procedente de Asia.

LAS MEZCLAS EUROPEAS Y AFRICANAS

‘Uno de los principales resultados es que los nativos de las partes septentrionales del continente tendrían un pasado siberiano más reciente que otras gentes del continente’, ya que se mezclaron con los que llegaron más tarde, dijo Ruiz Linares.

‘Los nativos de las partes más meridionales de América del Norte, y de ahí hasta Tierra del Fuego, proceden de los primeros habitantes del continente’, añadió.

Para el estudio, el equipo tomó en cuenta el impacto de la mezcla con poblaciones europeas y africanas ocurrida tras la llegada al continente de Cristóbal Colón en 1492, considerado el descubridor de América.