Temas Especiales

27 de May de 2020

Planeta

Adiós absoluto a la energía nuclear

BERLÍN. La energía nuclear no tiene ningún futuro en Alemania, afirmó el ministro alemán de Medio Ambiente, Peter Altmaier, en una entre...

BERLÍN. La energía nuclear no tiene ningún futuro en Alemania, afirmó el ministro alemán de Medio Ambiente, Peter Altmaier, en una entrevista al diario Leipziger Volkszeitung publicada ayer, después de las recientes declaraciones de un alto responsable europeo que puso en duda esta cuestión.

‘No veo ninguna posibilidad de que la energía nuclear renazca en Alemania’ sea cual sea la coalición política que ocupe el poder en el país, declaró el ministro, miembro de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de la jefa de gobierno Angela Merkel.

En una entrevista publicada el 31 de diciembre en el diario local Rheinische Post, el comisario europeo de energía, el alemán Günther Oettinger, afirmó que ‘en 40 años, habrá todavía electricidad de origen nuclear en la red alemana’. También consideró posible que en un futuro se construyan nuevas instalaciones nucleares en Alemania.

‘La investigación sobre la fusión nuclear (...) hizo grandes avances. Puede que algún día esta técnica sea aceptada en Alemania’, declaró.

Después de la catástrofe de Fukushima, Berlín ordenó en marzo de 2011 el cierre inmediato de ocho reactores de las 17 centrales nucleares que todavía estaban en funcionamiento oficialmente, mientras que el resto deberían detener su actividad progresivamente de aquí a 2022.

La página web La actualidad de Alemania establece que en un plazo de once años la energía nuclear, que en 2011 todavía suministraba cerca del 18% de la electricidad consumida, será reemplazada de forma fiable a base de energías renovables, la ampliación de la red eléctrica y nuevos depósitos de electricidad ecológica, entre otras medidas.

Según lo previsto, en el año 2020 el 35% de la electricidad procederá de energías renovables. En el año 2050 está previsto alcanzar el 80%. En Alemania la ‘electricidad verde’ ya había registrado una formidable expansión antes del ‘cambio energético’: su porcentaje había aumentado del cinco por ciento en 1990 al 20% en 2011.

En cuanto a los residuos nucleares, el Gobierno alemán considera posible llegar a un consenso en el parlamento para la creación de un depósito nacional definitivo de residuos nucleares que entraría en funcionamiento en el año 2030.

‘La fecha se puede cumplir si conseguimos aprobar un proyecto de ley antes de las elecciones generales’ previstas para este otoño, afirma el ministro de Medio Ambiente, Peter Altmaier, en la misma entrevista.

El político cristianodemócrata y hombre de confianza de la canciller, Angela Merkel, defiende que ese proyecto de ley sea aprobado por los partidos de la coalición gubernamental y la oposición parlamentaria.

Asimismo reconoce que tienen ‘una pequeña ventana temporal. Tras las elecciones de la Baja Sajonia (el próximo 20 de enero) y antes de Semana Santa deben tomarse las decisiones y cerrar el acuerdo’.

Altmeier es partidario además de un único almacén definitivo para los residuos atómicos de Alemania y lamenta que la pugna entre los partidos haya imposibilitado un acuerdo al respecto en las últimas tres décadas.

‘Queremos buscar juntos y en todo el país. Ningún lugar debe ser privilegiado, pero tampoco debe haber lugares descartados previamente’, señala el titular de Medio Ambiente.