Temas Especiales

26 de May de 2020

Planeta

Supersalmón, apto para el consumo

PANAMÁ. El salmón genéticamente modificado, también llamado supersalmón, por su enorme tamaño, está más cerca de llegar a su mesa. La Ag...

PANAMÁ. El salmón genéticamente modificado, también llamado supersalmón, por su enorme tamaño, está más cerca de llegar a su mesa. La Agencia de Alimentos y Medicinas de estados Unidos (FDA) acaba de declarar que el pez ‘no tiene un impacto significativo’, lo que usualmente es el paso final para ser aprobado para consumo humano.

Alida Spadafora, directora ejecutiva de la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON) no está convencida de esto. ‘No se ha comprobado que un alimento genéticamente modificado no tenga impacto en la salud’, dijo la activista ecológica. Mientras no haya estudios que digan lo contrario ‘los riesgos están allí’, opinó.

Y todo indica que no habrá mayores inconvenientes para que se logre la aprobación del producto. Davids Edwards, de la Organización de la Industria Tecnológica de estados Unidos, está convencido que esto sucederá. ‘De mi lectura del informe parece que será aprobado’, dijo al portal digital de la BBC Mundo.com.

Pero la propuesta tiene sus detractores. La Federación de Salmón del Atlántico teme que el pez pueda escaparse, por un accidente, de sus áreas de crianza y llegar hasta los mares, reproducirse y causar un desequilibrio ecológico. La posibilidad de que esto ocurra no es lejana. Hace algunos años el paso del huracán Katrina rompió una pecera donde se hallaba el pez león. La criatura fue a dar al Mar Caribe donde ha hecho estragos en el ecosistema.

En Panamá, donde se produce de forma experimental salmón genéticamente modificado el riesgo es bajo. ‘Los salmones no pueden sobrevivir en climas cálidos’, dice Spadafora.

PRODUCCIÓN

Las investigaciones sobre el salmón que se desarrollan en Boquete, Chiriquí, están bajo la supervisión de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP) . ‘Se le da el seguimiento para garantizar que no sea consumido o comercializado dentro del territorio panameño; mientras el nivel sea experimental’, señaló una fuente de la ARAP.

La producción de salmón genéticamente modificado podría generar entre 4 mil y 5 mil empleos e ingresos por el orden de los $100 millones al año, expresó Luis Lamastus, presidente de la empresa Lamasur, en Boquete, Chiriquí donde se desarrolla la empresa canadiense Aqua Bounty Technologies Panamá un proyecto de investigación con este tipo de especie, en una entrevista anterior con La Estrella.

ANTECEDENTES

La FDA divulgó un estudio ambiental con el propósito de que el público pueda opinar sobre el proyecto. ‘Este es uno de los últimos pasos para que se logre la aprobación o no del producto para el consumo humano’, puntualizó la fuente de la ARAP.

Taiwan fue la primera nación que aprobó la venta de peces genéticamente modificados como mascotas de acuario.

Y hace tres años atrás la FDA aprobó la primera medicina biológicamente producida por un animal transgénico, una cabra.

Más reciente una vaca clonada con genes humanos logró producir leche materna, que es similar a la humana.

Y hace más de una década un grupo de científicos de Singapur y Taiwán crearon los peces flurorescentes. Lo hicieron extrayendo un gen de corales marinos en los embriones de los peces. El propósito era que reaccionaran a la presencia de toxinas y así detectar la contaminación de las aguas.