Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Planeta

Desplazado por el cambio climático

KIRIBATI. Un habitante de Kiribati, un archipiélago del Pacífico sur amenazado por la subida de las aguas, solicitó refugio climático a ...

KIRIBATI. Un habitante de Kiribati, un archipiélago del Pacífico sur amenazado por la subida de las aguas, solicitó refugio climático a Nueva Zelanda, una primicia mundial según su abogado. Ioane Teitiota, de 37 años, presentó un recurso esta semana ante la negativa de las autoridades neozelandesas de inmigración a concederle el estatuto de refugiado, lo cual implica su retorno forzoso a Kiribati, explicó su abogado, Michael Kit.

Según el abogado, su cliente no debe ser mandado de vuelta a Kiribati, república compuesta por una isla volcánica y más de 30 atolones coralineos, la mayoría apenas por encima del nivel del agua. Zonas enteras de este archipiélago son invadidas regularmente por las aguas y las cosechas se empobrecen por la infiltración de agua salada en las reservas de agua dulce. ‘El acceso al agua dulce es un derecho fundamental’, dijo el abogado a Radio New Zealand.

PRECEDENTE

El caso de su cliente podría sentar un precedente no solo para los 100 mil habitantes de Kiribati, sino para todas las poblaciones amenazadas por el cambio climático causado por los seres humanos, estimó. Este riesgo crea un nuevo tipo de refugiados, cuyos derechos no son reconocidos por las convenciones internacionales, añadió el abogado. ‘Es una situación en constante evolución. Llegará el momento en que los tribunales deberán pronunciarse sobre la manera en la que se debe actuar’.

Kiribati forma parte de las naciones insulares —junto a las Maldivas, Tuvalu y Tokelau— que podrían quedarse ‘sin tierra’ debido al calentamiento global, según la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

Las autoridades de Nueva Zelanda negaron el estatuto de refugiado a Ioane Teitiota arguyendo que nadie amenaza su vida regresando a su hogar. Pero Michael Kitt replica que la vida de su cliente y de sus tres hijos está amenazada de hecho por el medio ambiente. ‘Teitiota es perseguido, de forma pasiva, por circunstancias en las que se encuentra su país de nacimiento, y que el gobierno de Kiribati no puede en ningún caso mejorar’, declaró el abogado. El Alto Tribunal de Auckland debe pronunciarse sobre el caso antes de fin de mes.

Ante la posibilidad de que el cambio climático pueda llegar a hacer desaparecer toda su nación insular, el presidente de Kiribati, Anote Tong, indicó a finales de 2012 que reflexionaba sobre un desplazamiento de toda la población a Fidji y Timor oriental. ‘Debemos aceptar la posibilidad, la realidad, de reubicar a una parte de nuestra población’, había declarado Tong.

Según las previsiones, el nivel del mar en Kiribati podría aumentar 1 metro de aquí a finales del siglo. El gobierno de Kiribati compró a Fidji unas 2 mil hectáreas que servirán como tierras de cultivo para su pueblo en caso de que las infiltraciones de agua salada hagan imposible los cultivos en el archipiélago. Las autoridades contemplan también la construcción de diques y la plantación de manglares.