Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Planeta

Piden moderación en uso del carbón

POLONIA. La directora de la agencia de las Naciones Unidas sobre el clima instó ayer, lunes, a la industria del carbón a diversificarse ...

POLONIA. La directora de la agencia de las Naciones Unidas sobre el clima instó ayer, lunes, a la industria del carbón a diversificarse en fuentes de energía más limpias y no extraer las reservas de este mineral en el mundo.

En paralelo de una conferencia de la ONU sobre el clima, la costarricense Christiana Figueres dijo a decenas de directores de compañías de carbón reunidos en el ministerio de economía polaco que su industria necesita cambiar radicalmente para controlar las emisiones de gases de efecto invernadero que, según los científicos, están calentando el planeta.

‘El mundo se alza para hacer frente al desafío del clima a medida que aumentan los riesgos de la inacción, está en su mejor interés hacer que el carbón pase a formar parte de la solución’, dijo Figueres.

La reunión del carbón fue considerada una provocación por los ambientalistas de Greenpeace, que usaron una grúa para llegar al techo del ministerio, desde donde desplegaron cartelones que criticaban la dependencia de Polonia, y del mundo, del carbón y otros combustibles fósiles.

La policía usó otra grúa para retirarlos, mientras los panelistas en la reunión dijeron que eran ellos y no los activistas los que tenían la posibilidad de modificar la industria del carbón.

La Asociación Mundial del Carbón, que organizó la cumbre, dijo que la reunión se ofrecía como contribución y no alternativa a las conversaciones de la ONU sobre el clima.

FUENTE DE ENERGÍA

Polonia genera un 90% de su electricidad con el carbón y el ministro de economía Janusz Piechocinski dijo que el carbón debía ser parte de las conversaciones para reducir las emisiones de bióxido de carbono.

‘No se puede tener una transformación de energía de bajas emisiones sin hablar del carbón’ debido a que ‘es la segunda principal fuente energética en el mundo’.

El carbón representa menos del 30% del suministro energético mundial pero más del 40% de las emisiones, según la Agencia Internacional de Energía.

Figueres, que fue censurada por algunos ambientalistas por asistir a la conferencia, recordó el papel que desempeñó el carbón en el desarrollo económico desde la revolución industrial pero agregó que ha significado ‘un costo inaceptablemente elevado a la salud humana y ambiental’.

Agregó que las plantas de carbón antiguas y contaminantes deben ser cerradas y que las plantas nuevas deben aplicar tecnologías que permitan atrapar las emisiones antes de que contaminen la atmósfera.

Pero la mejor forma de reducir las emisiones de bióxido de carbono que eviten niveles peligrosos de calentamiento es que la mayor parte de las reservas existentes de carbón deben quedar intactas, afirmó.

‘Algunas de las principales compañías de petróleo, gas y tecnología energética ya están haciendo investigación sobre fuentes renovables, les pido que se les unan’, dijo.