Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Planeta

Estufas eco-justas ayudan a proteger la cuenca del canal

Las sustitutas de los fogones de tres piedras han disminuido el uso de leña en un área cercana a los ríos Cirí Grande y Trinidad.

Estufas eco-justas ayudan a proteger la cuenca del canal
Una estufa familiar tiene capacidad para dos pailas de 15 a 20 libras.

Para el panameño, disfrutar de una buena comida cocida al fogón, es como hablarle del mejor manjar del mundo, pero está comprobado que la utilización de una enorme cantidad de leña como combustible, hace que emane gran cantidad de humo, ocasionando daños al medio ambiente y a quienes lo usan, enfermedades bronco respiratorias.

Clementina Martínez, residente en La Bonga, distrito de Capira, dejó a un lado el fogón tradicional de leña y le dio paso a las estufas ecológicas o eco –justas, que consisten en estufas tipo fogón, construidas con bloques de ladrillos provenientes de Ocú.

Ella es miembro del Comité Acción Solidaria, que busca desde el año 1997, a través de sus 12 socios directos contribuir a la no contaminación del medio ambiente, explicando a las comunidades las ventajas de utilizar solo tres o cuatro trozos de madera en las estufas.

Indica que era común observar en las comunidades cómo llegaban personas a los centros de salud con problemas en los pulmones debido a la inhalación del humo; ahora, esta problemática ha ido disminuyendo, así como la exposición al calor que emana de los fogones de tres piedras.

OBJETIVO DE CAMBIO

El objetivo principal de las estufas, señala Clementina, es garantizar que las aguas que se encuentran en los ríos del área sean en cantidad y con calidad, además de conservar la agricultura que es la principal actividad que se desarrolla en el sector y a través de la cual se obtienen los ingresos económicos.

Indica que al estar en La Bonga, un área importante donde se encuentran los dos ríos Cirí Grande y Trinidad y que forman parte de la cuenca del Canal, decidieron ir implementando el proyecto pues hace diez años la tala de bosque para la utilización de gran cantidad de leña era grande.

En La Bonga, que es donde se encuentra la organización, residen aproximadamente 70 familias, pero a nivel de sub cuenca hay cinco corregimientos donde ya se ha podido implementar unas 300 estufas ecológicas, cifra que necesita aumentar porque el objetivo es que todas las familias las usen.

COSTO

Las estufas tienen un costo aproximado de $150.00 pues el material que se usa ha subido mucho de precio, se necesita piedra, arena, ceniza para el aislante que ayuda a que el calor se concentre en los dos fogones, cemento, ladrillos, madera para confección , varillas de acero y alambre dulce.

CONSTRUCCIÓN

Santiago Soto se dedica a la construcción de las estufas, señala que para el área de la sub cuenca ha sido todo un éxito la construcción de las mismas, pero para aprender tuvo que pasar por más de cuatro talleres, convirtiéndose en la persona clave del grupo.

Él ha tenido que transmitir sus conocimientos en provincias como Colón en el sector de Costa Arriba y en Penonomé el pueblo de la Pintada, debido a la gran acogida que han tenido las estufas hechas a base de ladrillos.

La construcción puede demorar medio día, para esto se debe empezar fundando la base con 6 bloques de 6’, edificando una mesa con loza de concreto, una vez la loza esté seca, se inicia la colocación de los ladrillos con dos fogones al centro, sellando las uniones y dejando espacio en las dos partes laterales para insertar la madera.

Son doce años que puede durar una estufa ecológica, según comenta Santiago, lo que atrae la atención de las personas que han llegado a su residencia a solicitar una.

INTERVENCIÓN DE ANAM

El jefe de Fomento de la Cultura Ambiental de la oficina regional de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), Gerardo De La Cruz, indicó que la institución lleva el programa de las estufas eco justas en las comunidades rurales que las requieran.

Señala que hasta el momento en el distrito de Arraiján se entregaron 4 estufas en las comunidades del área de Polígonos, en el Corregimiento de Burunga y el Corregimiento de Santa Clara; en La Chorrera se pudo entregar una estufa en El Lirio y otra en Cerro Cama; en Chame 4 estufas y en Capira unas 9 distribuidas en Bajo Bonito, Monte Oscuro, Las Gaitas, Dos Aguas, Nuevo Paraíso, La Bonga y Peñas Blancas.

El funcionario dijo que para este año, la Anam destinó un fondo para la construcción de 50 estufas eco justas, que serán distribuidas la mitad a familias de escasos recursos en todas las comunidades a nivel regional y en escuelas multigrados, con un modelo más grande y con un costo de $120.00 que no incluye la mano de obra.

Una estufa familiar es más pequeña y puede con dos pailas de 15 a 20 libras, en cambio la escolar es más amplia con capacidad de 40 libras en cada fogón.