Temas Especiales

06 de May de 2021

Planeta

‘Panamá, en riesgo por tsunami y aún no estamos preparados’

Aunque Sinaproc implementa medidas de seguridad y orientación, hay quienes todavía siguen pensando que no pasará

Cada vez que se da un movimiento telúrico de gran magnitud en Panamá o en los países vecinos, inmediatamente se produce una alerta por tsunami y a pesar de que en algunos despierta mucha inquietud, todavía hay quienes piensan que el evento no llegará a Panamá. Pero, ¿existe realmente el peligro de que ocurra un tsunami en nuestro país? ¿Estamos preparados para enfrentar los embates de un maremoto?

Arnulfo Sánchez, de la Dirección de Oceanografía de la Unesco, aseguró que el istmo de Panamá no escapa del peligro de que ocurra un potencial tsunami y lo peor, ‘aún no estamos preparados para ello’. Definitivamente, ‘sí estamos en peligro de que en Panamá ocurra un tsunami’, puesto que ‘datos históricos antes de los años 1550 y 1660’ así lo confirman. ‘Históricamente en Panamá se han registrado 12 maremotos, en los cuales han muerto cien personas’, por lo menos.

Sánchez recordó en un medio televisivo local que uno de los maremotos más recientes del país ocurrió en Kuna Yala y se dio por los años noventa. Ocurrió después del terremoto de Bocas del Toro y que a su vez causó grandes afectaciones. Del mismo modo, datos históricos del Servicio Geológico de Colombia en internet confirman lo dicho por Sánchez, señalando que hace 134 años, aproximadamente, la misma comarca fue afectada por un maremoto de 7.8 grados, así como también otras regiones y provincias del país.

¿ESTAMOS O NO PREPARADOS?

Es importante destacar que aunque el director del Sistema Nacional de Protección Civil, (Sinaproc), Arturo Alvarado ha reiterado en diferentes ocasiones que se ha avanzado mucho en cuanto a orientación y educación para enfrentar los terremotos, Sánchez criticó la ingenuidad de los panameños, puesto que cuando se dan las alertas de riesgo por maremotos la gente en lugar de buscar lugares seguros, lo que hace es aproximarse a las costas para esperar su llegada. Creen que ‘Dios es panameño y que no se producirá un tsunami en el país’, comenta Sánchez.

Hace unos días, Alvarado dijo que más de 2 mil movimientos sísmicos se dan cada año en Panamá y por lo tanto Sinaproc ha procurado desarrollar programas de Protección Civil Escolar a nivel nacional, lo cual le ha permitido al país colocarse entre los tres primeros de Latinoamérica, certificado por Naciones Unidas en Gestión de Riesgo.

Sinaproc señala en un comunicado que la comunidad educativa está preparada para estos casos en un el 100%. ‘Los sismos son impredecibles y por tal razón tener un plan de acción en casa es importante’, indica el director de Sinaproc.

¿POR QUÉ EL RIESGO?

Por su parte, Sánchez explica que los riegos de tsumami para Panamá se deben a la ubicación en la que se encuentra el país en caso de que se produzca un maremoto en la vertiente del Caribe o del Pacífico.

Varias investigaciones nacionales e internacionales como la del Laboratorio de Geofísica e Hidrogeología de la Universidad de Panamá (Eduardo Camacho Astigarrabia 2003 por mencionar una), Universidad La Florida, Estados Unidos y de la Tierra Sólida de la Universidad de Noruega, explican que el istmo de Panamá surgió del choque entre las placas tectónicas de Cocos, Caribe y Nazca y que la actividad que se registra en la región es coincidente con la presencia de zonas de subducción, —el proceso de hundimiento de una placa bajo otra en un límite convergente—, el cual es el mismo proceso que propició el tsunami de Sumatra el 26 de diciembre de 2004.

Por lo tanto, Panamá está sujeto a actividad tectónica y el fenómeno de los sismos se evidencia por la presencia de focos profundos, producto de la fricción entre la placa oceánica y el continente en choque. Del lado de la vertiente del Pacífico hay zonas profundas muy próximas a la costas, como el gran Cañón de Azuero, con una profundidad de 3 mil 500 metros bajo el nivel del mar que responde a un sector asociado a la zona de subducción que se registra aproximadamente a 80 kilómetros de la costa sur de la península de Azuero. Cercana a las costas de Darién, también hay profundidades de 3 mil 700 a 4 mil metros.

Dos meses atrás, Sinaproc emitió una alerta por tsunami, tras el terremoto en la costa de Chile, de 8.2 en la escala de Richter.