Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Planeta

Panamá logra fotografiar la vida de los animales arbóreos

Panameños crean el primer proyecto mundial con cámaras trampa que logra obtener datos de las especies en el dosel de los árboles

Panamá logra fotografiar la vida de los animales arbóreos
El Sistema de Cámaras Orión permitirá estudiar el comportamiento de los primates en los distintos hábitat.

La Fundación Pro-Conservación de los Primates Panameños (FCPP) creó un nuevo método para estudiar los mamíferos en el dosel del bosque. Se trata de un sistema de cámaras trampa con sensor infrarrojo llamado ‘Sistema de Cámaras Orión u OCS’ que permite comparar e investigar el comportamiento de los monos y demás mamíferos que viven trepados en las alturas de los árboles.

Pedro Méndez-Carvajal (actual becario doctoral de SENACYT-IFARHU), presidente de la FCPP y principal investigador de dicha organización, explica que este sistema servirá para ampliar el conocimiento de la biodiversidad del país. Pero lo más novedoso es que es la primera iniciativa de este tipo implementada en Panamá y el primer proyecto a nivel mundial que ha logrado obtener datos de los animales arbóreos con cámaras trampas por mayor tiempo y sin tener que trepar los árboles.

‘El método es tan innovador que ha podido mantener cámaras trampas por más de un año, a una altura promedio de 12 metros de altura’, destaca un informe de la FCPP, que demás asegura es ‘un método económico y accesible para los conservacionistas’.

Méndez-Carvajal sostiene que la idea de elaborar este sistema nació ante la falta de investigación sobre los daños que provoca la destrucción de los árboles (para el desarrollo de nuevos proyectos) a los animales arbóreos y por los riesgos que conlleva subir al dosel tanto para colocar las cámaras trampa como para adquirir las imágenes captadas, puesto que las cámaras son instaladas desde el suelo con un arco y flecha.

‘Los mamíferos de Panamá normalmente son evaluados en estudios de impacto ambiental, pero la mayoría de ellos no toman en cuenta aquellos que viven en las copas de los árboles y/o son de hábitos nocturnos o poco visibles’, afirma Mendez-Carvajal.

En Panamá, habitan aproximadamente unas 257 especies de mamíferos, entre ellos animales arbóreos, terrestres, acuáticos y voladores. De este número, se calcula que unas 40 especies usan los árboles de forma permanente o alterna para realizar sus actividades vitales, al igual que los monos.

DISTRIBUCIÓN

De acuerdo con la FCPP, en territorio panameño se han colocado unas 14 cámaras trampa en tres diferentes puntos. Indica que cuatro de de ellas fueron instaladas en la Reserva Natural Chucantí, la mayor altura montañosa de la serranía del Majé, en Darién; cuatro en distintas áreas d el sureste de Azuero, en donde habita el mono araña y aullador de Azuero.

Las ocho cámaras permitirán conocer el comportamiento y la convivencia de los monos arañas dependiendo del tamaño del bosque, toda vez que los monos araña negros del Darién (Ateles fusciceps rufiventris) viven en una zona boscosa más amplia y los de Azuero ( Ateles geoffroyi azuerensis) sobreviven en una zona altamente fragmentada, básicamente entre los árboles de cercas vivas y de ríos rodeados de potreros.

En tanto que de las otras seis cámaras, tres fueron distribuidas en Boquete para iniciar un estudio pionero sobre la relación de monos cariblancos ( Cebus imitator) , con el uso de árboles utilizados para el café en sombra, dirigido por la panameña Luz Loría Amores, estudiante de maestría la Universidad de Chile.

Por su parte, otras dos cámaras más fueron colocadas por cierto tiempo en la zona de Limones, en Punta Burica, para apoyar con observaciones de las actividades del mono tití chiricano ( Saimiri oerstedii oerstedii) , especie endémica que está siendo estudiada por Elvia Miranda-Jiménez, bióloga panameña, también estudiante de maestría pero de la Universidad Autónoma de Chiriquí. ‘Además de ofrecer información ‘a largo plazo sobre los primates’ estos monitores también permitirán conocer sobre su convivencia con los otros animales, subraya la FCPP, añadiendo que ‘la idea es actualizar el conocimiento de presencia y ausencia de otros mamíferos en los bosques de Panamá’.

Ambas profesionales son miembros del FCPP y becarias de la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología de Panamá (SENACYT).

IMPORTANCIA DE LOS MAMÍFEROS

Aunque la FCPP reconoce que la biología de especies como los monos, puerco espines, tayras, zorras, marmosas, cuzumbies, gatos solos, ardillas, entre otros, es poco estudiada, confia en que estos datos ayudarán a que los animales arbóreos sean tomados en cuenta en los estudios de impacto ambiental, puesto que conociendo más de ellos se puede tener una idea de cuál podría ser el impacto a la hora de una tala.

Explica que la existencia de los animales arbóreos es vital para mantener un equilibrio natural, puesto que ayudan al suministro de alimentos (frutos) de los que viven en la tierra y por su naturaleza no los pueden alcanzar. Igualmente, son clave para en el control de otras especies tanto de aves como mamíferos más pequeños e insectos, que en abundancia podrían convertirse en especies plaga; así como también para la polinización de las flores .

El método OCS será publicado en una revista internacional y formará parte de un documental de Conserv-Action de Francia, que realza las organizaciones poco apoyadas económicamente, pero que trabajan en la protección de la flora y la fauna de sus países.

El proyecto contó con el apoyo de los biólogos panameños Guido Berguido, Ricardo Moreno y Samuel Valdés y con la autorización la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM).