Temas Especiales

10 de Apr de 2020

Planeta

Autoridades se preocupan por llegada de Noul

El oleaje ocasionado por la tormenta es una de las principales preocupaciones de las autoridades

Autoridades se preocupan por llegada de Noul
El oleaje ocasionado por la tormenta es una de las principales preocupaciones de las autoridades.

Luego de que el tifón Noul redujera ligeramente su avance, la mañana de este domingo, cobró fuerza con vientos de 220 km/h, cuando se aproximaba a la parte septentrional de la isla principal de Luzón, explicó Esperanza Cayanan, directora de la división de vigilancia meteorológica del gobierno.

Las autoridades tenían previsto que la tormenta, que se encontraba a unos 140 kilómetros al noreste de la provincia de Cagayán, tocara tierra durante la tarde o la noche de ayer.

‘Es una tormenta muy peligrosa, la más fuerte en lo que va de año', advirtió Rene Paciente, director de la división de meteorología marina.

Más de 2 mil personas fueron evacuadas en el norte de Filipinas y un millar en Taiwán ante la llegada del tifón Noul que, según las autoridades, podría producir inundaciones, deslaves y olas gigantes.

En Taiwán unos mil turistas, también, fueron evacuados de una pequeña isla donde se espera que también pase el tifón.

‘Tienen que ser evacuados a una zona de más altura, no se pueden quedar en su pueblo. Están recibiendo asistencia del gobierno local con autobuses y camiones e incluso ambulancias', explicó a la AFP, Norma Talosig, responsable de la defensa civil.

El oleaje generado por la tormenta es una de las principales preocupaciones de las autoridades. En noviembre de 2013 fueron la principal causa de mortalidad del supertifón Haiyan, que dejó 7 mil 350 muertos o desaparecidos en el centro de Filipinas.

El jefe nacional de defensa civil, Alexander Pama, dijo que no quería correr riesgos ante las previsiones de que el oleaje por la tormenta alcance más de dos metros.

En la isla de Luzón, varios centenares de personas de una aldea de agricultores situada al pie del volcán Bulusan fueron evacuadas por el temor de que la lluvia se mezcle con la ceniza del volcán y forme ríos de barro.

Los responsables de defensa civil también advirtieron de la posibilidad de corrimientos de tierra o de riadas provocadas por la lluvia del tifón.

En Taiwán, situado en el recorrido previsto de Noul, las autoridades advirtieron a los marinos del riesgo de fuertes vientos y olas.