Temas Especiales

13 de May de 2021

Planeta

Ola de calor mengua en los próximos días

Los pronósticos de ETESA revelan que aumentará el nivel de humedad. La sensación térmica ha alcanzado los 41°C sobretodo en Azuero

En las últimas semanas muchas personas han manifestado su incomodidad con el calor. Sin embargo, la percepción térmica podría mejorar en los próximos días gracias a la elevación de los niveles de humedad que se registrarán en el país. Así lo confirmó ayer, Carlos Centella, gerente de Pronóstico y Vigilancia de la Empresa de Transmisión Eléctrica (ETESA).

‘A partir de la próxima semana se elevará en el nivel de humedad en Panamá, lo que hará el ambiente más refrescante ante la ola de calor percibida en los últimos días', explicó Centella. ‘La percepción de que en Panamá debería estar lloviendo es real', aclaró, pero se han acoplado varios factores climatológicos que han aumentado la temperatura, lo que en un país tropical como Panamá incrementa considerablemente la sensación térmica (impacto del calor en las personas) al punto que se percibe como incomoda.

Según los datos de ETESA en las última semana la humedad en Panamá Metro se ha ubicado en 80%, con temperatura máxima de 33°C, mínima de 25 °C y deja una sensación térmica de 39 °C. ( Ver infografía )

La situación ha sido más fuerte en la región del Arco Seco (que comprende las provincias de Herrera, Los Santos, el sur de Veraguas y Coclé), donde la sensación térmica ha sido muy incomoda al oscilar entre 40°C y 41°C.

Sobre la base del pronóstico de ETESA la situación solo mejorará un poco. La humedad para Panamá Metro y la región del Arco Seco estará entre 70% y 88% y la sensación térmica entre 38°C y 34°C.

Para Centella la ola de calor ha sido la convergencia de varios factores climáticos, entre ellos: la caída de los rayos de forma perpendicular sobre el istmo, lo que se agrava con la ausencia de nubes (situación irregular para la fecha); la presencia de un fenómeno de El Niño fortalecido; el cambio climático, con los gases de invernadero y la disminución de los casquetes polares y de los fuertes vientos alisios del norte, que no han permitido ingresar a los vientos del sur y que al caer por la barrera montañosa aumentan el nivel de temperatura, además que recientemente arrastró polvo del desierto del Sahara sobre el Caribe y Centroamérica, en lugar de la humedad que comúnmente suele transportar.

‘Las altas temperaturas en Panamá han provocado estrés por calor, sin embargo, la temperatura del istmo es Isotermal y su variable no es más de 5° a través del año', afirmó Centella.

UN TRAVIESO Y MUY FUERTE EL NIÑO

Casi todos los modelos predicen El Niño continúe a lo largo de 2015, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, (NOAA por sus siglas en inglés) puede fortalecerse y extenderse hasta inicios del 2016. ( Ver infografía )

El organismo de referencia mundial, destaca en su último informe que para el otoño y principios del invierno, el consenso de analistas favorece ligeramente un fuerte evento (valores de 3 meses del índice de El Niño-3.4 + 1.5oC o superior), en relación con un evento más débil. Pero esta predicción puede variar en los próximos meses, ya que las previsiones de fuerza son el aspecto más difícil de la predicción.

Hay una probabilidad superior al 90% que El Niño continuará hasta el hemisferio norte caerá 2015, y alrededor de un 85% de posibilidades que va a durar a través del invierno 2015-16.

El Niño posiblemente será un contribuyente a una continuación temporada de huracanes en el Atlántico normal y superiores a lo normal temporadas de huracanes, tanto en los lavabos del centro y este de huracanes del Pacífico.

La próxima discusión de la NOAA está programada para el 9 de julio de 2015.

==========

Carlos Centella

‘ ‘Las altas temperaturas en Panamá han provocado estrés',

GERENTE DE PRONÓSTICO Y VIGILANCIA DE ETESA