Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Planeta

Panamá declara la guerra al pez león

La ARAP emitirá hoy un decreto de alerta regional en las agua del Caribe bocatoreño por la presencia del pez

Panamá declara la guerra al pez león
El pez león representa una amenaza para el sector pesquero y la vida marina.

Ante la amenaza que representa el voraz pez león ( Pterois volitans ) para la vida en los océanos, la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP), regional de Bocas del Toro, le declaró la guerra al pez león con una propuesta de ley para combatirlo, que hoy, miércoles 23 de julio, saldrá redactada de manera oficial.

El decreto municipal de alerta por la presencia de la especie invasora en el Caribe bocatoreño establece estrategias para obtener fondos que serán utilizados como incentivo de los restaurantes que lo comercialicen, para crear una cultura de manejo, divulgación, información, educación y barridos de pez león, entre otras acciones.

La ley local incluye incentivos a los restaurantes que le compren pez león a los pescadores deducibles de los impuestos municipales y se plantea el cobro de 25 centavos por turista para el control local de la especie, adelantó a La Estrella de Panamá Abimael Saldaña, asistente administrativo de la ARAP en Bocas del Toro.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE ACABAR CON EL PEZ LEÓN?

Ligia Rodríguez y Annis Samyd, de la Fundación MarViva, señalaron a este diario que es importante erradicar esta especie por sus características y comportamiento invasor, depredador y territorialista.

Se trata de un pez de rápida reproducción (las hembras pueden desovar de 15 a 30 mil huevecillos o más, cada cinco días o menos ), de fácil adaptabilidad (diferentes niveles de profundidad, ecosistemas y condiciones ambientales) y muy agresivo al buscar su alimento. Tienen una toxina entre sus espinas que utilizan para neutralizar a sus presas, la cual es altamente dolorosa para el ser humano y la única forma de disminuir su efecto es utilizando agua caliente.

Son carnívoros y capaces de limpiar el 90% de un arrecife. Se alimentan de pequeños peces, moluscos y crustáceos. Pueden comer unos 30 peces por hora, principalmente especies de interés comercial, como roncadores, róbalos, pargos y langostas pequeñas.

Su horario de alimentación varía según su hábitat, teniendo prevalencia durante la noche.

IMPACTO EN PANAMÁ

El pez león es originario del océano Indico y del Pacífico Occidental. A Panamá llegó, aparentemente, de forma accidental al Caribe, donde no tiene depredadores naturales, lo que ha contribuido a que su población crezca descontroladamente.

La presencia del pez león en el Caribe panameño es crítica, ya que está causando daños irreversibles, poniendo en peligro la pesca artesanal, la industria pesquera, el turismo, el ecosistema y la biodiversidad marina.

‘Los pescadores se vienen quejando de la disminución de sus capturas en hasta un 50% en los últimos años, pero nosotros no teníamos datos acerca de que podría ser producto de la invasión de este pez con características alimentarias tan amplias en su apetito', señaló Saldaña.

‘En el Caribe panameño la presencia del pez león representa un verdadero problema, ya está bajando por el calentamiento de los océanos y se cree puede llegar, casi hasta Brasil, puesto que resiste aguas dulces y salobres; es decir, tiene gran capacidad adaptada y es resistente', advirtió Saldaña.

‘Panamá debe pronunciarse, como lo han hecho Colombia y Costa Rica, y sin tener canal. Aquí la amenaza es que este depredador se pase al Pacífico por el Canal y entonces sí.... acabaría con mucha pesquería... se lo aseguro', sostuvo .

La amenaza para los ecosistemas marinos se traduce en pérdidas para el sector pesquero, subrayó MarViva, organismo que apoya iniciativas para promover la captura del pez león por parte de los pescadores deportivos con arpón en mancuerna con la ARAP, la Universidad Marítima Internacional de Panamá y las ONG Clear this Fish y Promar.

‘En términos generales, el pez león, como especie invasora, altera la estructura y composición de las comunidades biológicas de los ecosistemas arrecifales, al competir con las especies nativas por alimento y espacio, modificando la red trófica, desplazando las especies nativas de sus hábitats naturales e incluso extinguiéndolas, causando así disminución de la biodiversidad y alteraciones ecosistémicas irreversibles', manifestaron las fuentes de MarViva.

El Bocas del Toro también se desarrollan algunos ejes temáticos para acabar con la especie, como: captura por barridas de pez león a través de las comunidades de pescadores artesanales, la educación para la manipulación adecuada del pez y crear cultura de consumo y comercialización.

Sin embargo, Saldaña reconoce que ‘estos procesos de crear cultura, desarrollar actividades de barridas y premiaciones, etc. son lentos y costosos; pocas organizaciones o empresas se involucran en apoyar esta incipiente tarea, pero que hay que tomarlo con seriedad'.

Se espera que a mediano plazo se pueda contar con un programa permanente de control del pez león para el Caribe panameño, agregó Marino Ábrego, jefe de Evaluación de la ARAP, quien esta semana participó en una cruzada de captura en conjunto con diversas instituciones, organizaciones no gubernamentales, pescadores y aficionados a la pesca , con el propósito de estimular el consumo del pez león en la ciudad de Portobelo, provincia de Colón.

El evento tuvo como objetivo controlar la población de esta especie invasora y promover su consumo, a la vez que se contribuye a la conservación de los arrecifes coralinos del Caribe panameño.

Mañana, la regional de ARAP de Bocas del Toro tiene previsto reunirse con los dueños del hotel Playa Tortuga para realizar el primer torneo de pesca de pez león en el mes de septiembre, al cierre de su feria.

==========

‘Aquí (en Panamá) la amenaza es que este depredador (pez león) se pase al Pacífico por el Canal y entonces sí... acabaría con mucha pesquería...',

ABIMAEL SALDAÑA

ARAP BOCAS DEL TORO