Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Planeta

El roble amarillo, más apropiado para la reforestación que la teca

Sembrado en combinación con otras especies nativas, fomenta la biodiversidad y tiene mayor capacidad para absorber carbono

El roble amarillo, más apropiado para la reforestación que la teca
Monocultivo de ‘Terminalia amazonia' de cuatro años de edad.

La especie nativa Terminalia amazonia (roble amarillo, amarillo) es más efectiva que la Tectona grandis (teca) si se usa para alcanzar objetivos de reforestación ‘inteligente', concluyó el proyecto de investigación Agua Salud, patrocinado por el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI), la Autoridad del Canal de Panamá y el Ministerio de Ambiente.

La teca, una especie originaria del Sureste de Asia, ha sido usada frecuentemente en los proyectos de reforestación realizados en Panamá entre 1997 y 2007.

Sin embargo, la especie Terminalia , en combinación con otras plantaciones nativas, ha mostrado un mejor desempeño en la absorción del carbono, el almacenamiento de agua y la capacidad de producción de madera en los terrenos del proyecto Agua Salud, en el Parque Nacional Soberanía y la carretera Transístmica, dentro de la cuenca del Canal de Panamá.

La Terminalia crece mejor que la teca en suelos degradados, sin el uso de fertilizantes artificiales.

Además, en combinación con otras especies nativas, fomenta la biodiversidad más activamente.

También, vive más y crece más rápidamente, lo que la hace más apta para el manejo de carbono si se le compara con la teca, afirmó Jefferson Hall, director del Centro de Ciencias Forestales del Trópico (CTFS), del STRI.

Agua Salud es un ambicioso proyecto de investigación iniciado en 2008, que busca conocer la mejor forma de transformar paisajes degradados en bosques secundarios productivos, promover la biodiversidad y la disponibilidad de agua dulce para la Cuenca del Canal.

El proyecto administra 875 hectáreas, 75 de ellas sembradas con más de 140 mil árboles de distintas especies, en combinaciones diferentes para medir su desempeño.

Históricamente, tanto en Panamá como en los trópicos en general, los esfuerzos de reforestación se han limitado a algunas pocas especies (especialmente Tectona grandis, eucalyptus y pinus ).

Esto se debe, en parte, a la escasa disponibilidad de información sobre las especies más apropiadas y los pocos conocimientos sobre cuáles son las más productivas y resilientes.

El proyecto de Agua Salud intenta llenar este vacío y producir información sobre cuáles son las especies y combinaciones apropiadas, no solo con fines comerciales, sino para promover la biodiversidad y mitigación del cambio climático.

Con el proyecto se ha podido determinar que la Terminalia , una de las 2,300 especies de especies de árboles nativos panameños, crece bien en suelos pobres y es un árbol clave para efectos de la llamada ‘reforestación inteligente'.

La Terminalia es un árbol de 20 a 40 m de altura y 50 a 150 cm de diámetro. Su tronco tiene raíces tablares de mediano tamaño en la base.

La especie crece a bajas y medianas elevaciones, en climas húmedos o muy húmedos. Está común y ampliamente distribuida en bosques de Panamá. Crece en suelos ácidos, arenosos o arcillosos.

También en lugares que se inundan por un período de 3 a 5 meses al año. Deja caer sus hojas durante la estación seca, pero las repone a inicios de la estación lluviosa. Florece y fructifica de marzo a junio. Las flores son visitadas por abejas y otros insectos. Las semillas son dispersadas por el viento.

==========

‘El amarillo o terminalia amazonia vive más y crece más rápidamente que la teca',

PROYECTO AGUA SALUD