Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Planeta

Banco Mundial invita al país a fijar precio del carbono

La fijación de precio al carbono es un instrumento financiero que le permitirá a Panamá cumplir con los retos del cambio climático

Banco Mundial invita al país a fijar precio del carbono
En Panamá, el transporte y la energía son los sectores que liberan más emisiones de gases de efecto envernadero a la atmósfera.

El Banco Mundial (BM) continúa promoviendo la fijación de los precios del carbono como una política clave para enfrentar el cambio climático. Para ello, convocó en Panamá un encuentro con las entidades locales, sobre los instrumentos financieros y económicos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, a través de ese mecanismo internacional.

La reunión de tres días contó con la presencia del secretario de Energía, Víctor Urrutia, a quien la delegación del BM explicó las alternativas para fijar los precios al carbono que le permitan a este país cumplir con los compromisos establecidos en materia de cambio climático.

Los dos primeros días del encuentro fueron de debate técnico y el tercero de intercambio bilateral.

‘Esta iniciativa, de implementarse en nuestro país, requiere un amplio análisis, consulta, y varios años de preparación', dijo Urrutia mediante un comunicado de prensa.

Isaac Castillo, subsecretario de Energía, manifestó que ‘la política energética trazada en consulta pública al año 2050, establece que resulta primordial y relevante la descarbonización de la matriz energética, para construir una economía baja en carbono'. El ‘precio al carbono' intenta capturar el valor económico que tiene el costo social y ambiental que se genera por las emisiones de CO², clasificándose como instrumentos tributarios e instrumentos de mercado.

Panamá registra emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI) desde el sector eléctrico y transporte. Este último representa un 56% de la matriz energética, según destaca el documento.

El Grupo Banco Mundial respalda a los países y las empresas a medida que estos formulan políticas públicas inocuas para el clima, invierten en los mercados del carbono y exploran mecanismos financieros innovadores para facilitar la transición hacia un futuro con bajas emisiones de carbono.

‘(...) una medida de este tipo ayuda a que el daño causado por las emisiones de gases de efecto invernadero recaiga en quienes son los responsables...',

MARIANO GONZÁLEZ S.

ESPECIALISTA DEL BM

La fijación del precio del carbono está ganando atención como una forma de abordar el cambio climático. Unos 40 países y más de 20 ciudades, estados y provincias usan mecanismos, tales como régimen de comercio de derechos de emisión e impuestos sobre el carbono, o se están preparando para implementarlos.

Mariano González Serrano, especialista senior en Energía, del BM, afirmó que ‘una medida de este tipo ayuda a que el daño causado por las emisiones de gases de efecto invernadero recaiga en quienes son responsables del mismo y que pueden reducir tales emisiones'.

LA ‘FIJACIÓN DE LOS PRECIOS DEL CARBONO'

El sitio web del Banco Mundial explica que hay dos modelos para la fijación de precios de carbono. Primero están los sistemas de tope y trueque ( cap-and-trade ) que dan un límite al ‘nivel total de emisiones de gas invernadero, pero que luego permiten a las industrias con emisiones bajas vender sus concesiones extra a emisores más grandes'. En la medida en que las empresas compran y venden concesiones entre ellas se crea un plan de comercio (ETS – emissions trading scheme ), el cual ‘establece un precio de mercado para las emisiones de gas invernadero'.

En segundo lugar, un impuesto de carbono ‘pone directamente un precio en el carbono al definir una tasa de impuesto sobre las emisiones de gas invernadero'.

El Banco indica que hay otras maneras de fijar precios al carbono incluyendo los impuestos al combustible, remover las subvenciones a los hidrocarburos y hacer pagos basados en la reducción de las emisiones (compensaciones de carbono – carbon offsets ).

El Banco afirma que dar un precio al carbono no es algo nuevo y que ya está sucediendo en unos 40 países.