Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Planeta

Reconstruir Perú costará $3,000 millones

En todo el país hay más de 18 mil casas destruidas, mientras que 16 mil quedaron inhabitables

Reconstruir Perú costará $3,000 millones
El fenómeno de El Niño costero en Perú afecta a 11 regiones del país andino desde diciembre pasado.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, estimó que la reconstrucción inmediata en el país, tras el colapso de carreteras, puentes, viviendas y escuelas causado por las inundaciones, costará entre $2,000 y $3,000 millones.

En entrevista con RPP Noticias , el mandatario agregó que Perú ha vivido un fenómeno de El Niño costero que no estaba previsto y sus estragos han sido grandes, en vista a los 106 fallecidos y más de 155 mil damnificados en todo el territorio.

‘Tenemos que prepararnos porque habrá otros ‘Niños', sobre todo en esta época de cambio climático y calentamiento global. Tenemos que no solo reconstruir, sino construir mejor', remarcó Kuczynski.

IMPACTO

Los daños que ha dejado El Niño costero

106

personas fallecieron producto del fenómeno.

155

mil personas damnificadas tras el embate climático.

Las obras de rehabilitación más urgentes y de atención a los damnificados tomarán algunos meses, ‘después vendrá la rehabilitación, que consiste en mejores sistemas de agua potable, planeamiento de nuevas zonas de vivienda, y luego la reconstrucción', que tomará unos quince años, agregó el mandatario.

El presidente peruano rechazó que la reconstrucción vaya a tener un costo de $15 mil millones, como declaró el ministro de Defensa, Jorge Nieto, tras reunirse con empresarios asiáticos de construcción.

En todo el país hay más de 18 mil casas destruidas, mientras que 16 mil quedaron inhabitables y otros 210 mil inmuebles también sufrieron daños, pero se podrían rehabilitar.

Los eventos naturales también destruyeron 49 escuelas y 13 centros de salud, y dejaron en condición irrecuperable otros 106 colegios y 25 establecimientos de salud.

El embate climático y sus consecuencias destruyó cerca de 2,500 kilómetros de carreteras, 281 puentes y provocó la pérdida de más de 28 mil hectáreas de cultivos agrícolas.