La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Planeta

El barrio ecológico flotante

Compuesto por 46 hogares y un centro comunitario en un canal de Ámsterdam, el vecindario flotante más sostenible para el medio ambiente en Europa, ‘Schoonschip', se completará en 2020. Su electricidad y climatización se basará en la energía solar y el calor extraído del agua

Vista de algunas casas del nuevo barrio ecológico flotante en Ámsterdam.

El canal lateral del río IJ, denominado Johan van Hasseltkanaal y ubicado en el norte de Ámsterdam (Países Bajos) es, por ahora, un lugar tranquilo, pero eso cambiará en los próximos meses, cuando sea el hogar de un nuevo vecindario flotante llamado ‘Schoonschip' (‘barco limpio'), nombre que enfatiza su respeto por el medioambiente y el uso racional de los recursos naturales.

Este emprendimiento, que se está construyendo y formará parte del barrio industrial Buiksloterham, constará de 46 viviendas familiares que alojarán a más de un centenar de habitantes y un centro comunitario, situados en 30 parcelas que descansarán sobre las aguas, convirtiéndose, en 2020, en el vecindario flotante más sostenible de toda Europa, según sus promotores.

Schoonschip contará con 500 paneles solares que producirán electricidad y la almacenarán temporalmente en baterías situadas en las viviendas, mientras que el agua caliente para los grifos y las duchas, así como la temperatura necesaria para la calefacción, serán producidas por bombas de agua caliente, un sistema que genera calor extrayendo el calor del agua del canal y transportándolo hacia unas calderas que aprovechan la radiación solar térmica, añaden.

Las 46 ‘casas de agua', que no estarán conectadas a la red de gas natural, tendrán paredes con materiales aislantes de alta eficiencia, e instalaciones para el reciclado del calor. Además estarán conectadas a una red inteligente comunal que permitirá intercambiar energía de manera eficiente entre todos los hogares.

Una tercera parte del techo de las casas será verde, es decir que en dicha superficie los nuevos vecinos acuáticos podrán cultivar sus plantas y hierbas comestibles, señalan.

Las aguas residuales de las máquinas lavadoras y los retretes, serán tratadas por separado, y se contempla la posibilidad de entregarlas a la red de tratamiento reciclado de aguas Waternet (www.waternet.nl/en) de Ámsterdam, para su canalización a una biorrefinería donde podría ser fermentada y transformada en biocombustible.

Las primeras siete casas ya están ancladas

‘En octubre de 2018 se concluyó el gran muelle con cinco entradas bajo el cual están los cables y tuberías para electricidad, agua, wifi y alcantarillado, el cual servirá como conexión entre todas las casas, pavimento y lugar de reunión', informa a Efe Marjan de Blok, fundadora de Schoonschip.

Añade que en diciembre de ese año llegaron desde Diemen, Utrecht y Zaandam las primeras siete casas transportadas por remolcadores y después ancladas al muelle, y adelanta que en la primavera de 2019 ‘está previsto que comience a construirse el centro de reuniones o ‘Schoonschip Hub'.

‘Vivir en Schoonschip (http://schoonschipamsterdam.org/en) implica compartir recursos, trabajar juntos para inspirarnos a nosotros mismos y a otros a buscar un estilo de vida más sostenible, es decir que se puede mantener durante largo tiempo sin agotar los recursos naturales ni causar un grave daño al medio ambiente', según De Blok.