17 de Oct de 2021

Salud

Costa Rica recibe nuevo plazo de CIDH para legalizar fecundación in vitro

Costa Rica recibió este martes un nuevo plazo de dos meses de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para legalizar la fe...

Costa Rica recibió este martes un nuevo plazo de dos meses de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para legalizar la fecundación in vitro, en el único país americano que prohíbe esta técnica médica.

La CIDH "concedió hoy (martes) una nueva prórroga, por dos meses adicionales, que vence el 31 de julio de 2011, para que el Estado de Costa Rica cumpla con las recomendaciones que levantan la prohibición de la fecundación in vitro", dijo la cancillería en un comunicado.

Esta es la segunda prórroga que concede la CIDH al país para que ajuste su legislación sobre fecundación asistida a la Carta Interamericana de Derechos Humanos.

La CIDH, con sede en Washington, tomó cartas en el asunto al acoger reclamos de parejas costarricenses que deseaban tener hijos y que no podían hacerlo debido a la prohibición, que fue introducida en 2000 por presiones de la Iglesia Católica, que es oficial en Costa Rica.

Debido a los cuestionamientos de la CIDH, la presidenta Laura Chinchilla envió en octubre de 2010 un proyecto de ley destinado a levantar la prohibición, pero el Congreso tiene tradición de tomarse mucho tiempo en todas las leyes importantes o polémicas.

Diputados costarricenses habían advertido a comienzos de abril que el Congreso no alcanzaría a aprobar el proyecto antes de este 31 de mayo.

El plazo original vencía el 23 de febrero, pero la CIDH le otorgó a San José un periodo adicional de dos meses, que culminaba este miércoles.

El canciller encargado, Carlos Roverssi, celebró la decisión de la CIDH, "que reafirma la buena fe con que ha actuado el Estado de Costa Rica", según el comunicado.

"El nuevo respiro (plazo) debe llamar a las y los señores diputados a realizar un esfuerzo supremo, para atender las recomendaciones de la CIDH en el nuevo plazo", dijo Roverrsi.Si Costa Rica no levanta la prohibición, la CIDH elevaría el caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con sede en San José. Tal posibilidad no agrada a un país que se jacta de respetar las garantías individuales y de ser la democracia más antigua y estable de Centroamérica.

El proyecto de Chinchilla ha sido cuestionado por la oficina del ombudsman (defensor de los derechos humanos) costarricense, que alega que "violenta derechos de mujeres", y por el papa Benedicto XVI, que pidió a la presidenta en diciembre que desista de esta iniciativa.

Benedicto XVI pidió a Chinchilla, quien es una católica devota, que no legalice esta técnica médica para "no violar el derecho de nacer con leyes que legitimen la fecundación in vitro y el aborto".

Un sondeo reveló en diciembre que el 47% de los costarricenses aprueba este método de fecundación asistida, contra el 33% que lo rechaza.

El debate en el Congreso se ha demorado además porque un grupo de diputados opositores presentó al Congreso un proyecto alternativo al del gobierno.

***