07 de Oct de 2022

Salud

Contraloría aprueba contrato para servicio de hemodiálisis: CSS

La Contralora General de la República, Gioconda Torres de Bianchini, refrendó este martes 13 de marzo el contrato entre la Caja de Segur...

La Contralora General de la República, Gioconda Torres de Bianchini, refrendó este martes 13 de marzo el contrato entre la Caja de Seguro Social y el Consorcio IBT Medical Outsourcing Services, para la atención integral y ampliación de los servicios brindados a los pacientes de insuficiencia renal crónica del programa de hemodiálisis de la CSS, por un período de 52 meses prorrogables, el cual asciende a la suma de 126.3 millones de balboas.

El aumento del número de pacientes con insuficiencia renal crónica a nivel mundial y nacional, así como el alto costo que tiene que pagar la Institución para brindarles el tratamiento de hemodiálisis, obligó a la actual administración a la creación de este proyecto que redundará en beneficio de nuestros pacientes, al poder brindarles un mejor servicio.

Este proyecto incluye la eliminación por completo del 4° y 5° turnos de hemodiálisis, es decir los turnos de madrugada, e incluye también la obtención de máquinas e insumos de alta calidad, la habilitación de 17 salas de hemodiálisis en toda la República, de las cuales 4 existentes se remodelarán y las otras 13 serán totalmente nuevas.

Se abrirán salas de hemodiálisis en instalaciones donde no se contaban con las mismas, como Changuinola, Puerto Armuelles, Chitré, Santiago y Soná, y se ampliarán y construirán salas en Panamá Metro, Colón, Chorrera, Arraiján y David.

Dentro de las especificaciones establecidas para ofrecer el mejor servicio a estos pacientes se contempla la incorporación de 311 máquinas nuevas, con la última tecnología, que serán distribuidas entre todas las salas, para brindar a nivel nacional el tratamiento hasta a 1,656 pacientes por un período de 52 meses prorrogables.

La cantidad de máquinas suministradas en cada instalación también les permitirá a los pacientes poder viajar al interior y programar sus hemodiálisis en lugares distantes al habitual, dándoles una mejor calidad de vida y ofreciéndoles la oportunidad de visitar a familiares lejanos por períodos de tiempo más prolongados.

El contrato también incluye la instalación de un sistema informático integral que permitirá controlar todos los procedimientos realizados a nivel nacional.