Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Salud

Falta de planificación agrava epidemia de dengue

Mario lleva cinco días con fiebre alta, dolor de garganta y cuerpo, síntomas propios del virus del dengue. Desde el 2 de enero fue a un...

Mario lleva cinco días con fiebre alta, dolor de garganta y cuerpo, síntomas propios del virus del dengue. Desde el 2 de enero fue a un centro de salud del Ministerio de Salud (Minsa) a hacerse las pruebas para confirmar si está infectado o no, pero sigue sin respuesta.

Mientras espera, otros síntomas van apareciendo: erupciones en la piel, dolor en la garganta, escalofríos. Ante la resistencia de los malestares, va nuevamente a consulta médica, esta vez a una policlínica de la Caja de Seguro Social.

El resultado fue el mismo. De dos a cuatro días de espera para que los resultados de laboratorio le confirmen que es un caso más de dengue. Ya son cinco días que no va a trabajar, sin que en ninguno de estos centros médicos le entreguen un certificado de incapacidad, no antes de que las pruebas lo señalen como un paciente infectado con dengue.

Esta es la realidad de muchos panameños ante la emergencia por la epidemia de dengue. La lentitud de las pruebas de laboratorio que identifican el virus es una de las principales quejas que hay sobre el plan de contingencia del Ministerio de Salud.

La demora en la identificación de los pacientes con dengue atenta contra la salud de los demás ciudadanos. Mientras no sean aislados, incrementan las posibilidades de aumentar el número de contagiados, ya que si un Aedes Aegypti que no es portador del virus los pica, quedaría infectado y luego podría transmitir dengue a otras personas.

El plan de contingencia El 30 de diciembre, con más de 3 mil casos confirmados, el Minsa anunció la alerta por epidemia de dengue y dio a conocer la ejecución de un plan de contingencia a nivel nacional, que sigue en pie e incluye operativos de fumigación, multas a residencias con criaderos del mosquito transmisor, campañas de concienciación en los medios y llamados a la ciudadanía para que cooperen con la erradicación del vector y sus larvas.

El ministro Javier Díaz hizó énfasis en la participación de la población, como pilar para la erradicación del Aedes Aegypti, pero hay quienes dudan de ello pueda hacer una diferencia sustancial.

"Son las autoridades los que tienen el conocimiento y los recursos para controlar la epidemia", aseguró el doctor en medicina general, Pablo Rodríguez, y añadió, "es imposible que la comunidad sola pueda resolver el problema del dengue".

De acuerdo al galeno, el Estado "no ha cumplido", al no contratar ni el personal, ni los implementos necesarios para el control de vectores. Rodríguez explicó que se desatendió la problemática al desmantelar el Departamento de Control de Vectores del Minsa. Lo que sumado a la inadecuada disposición de la basura y el suministro deficiente de agua potable, crea condiciones para la propagación de los criaderos del mosquito que trasmite la enfermedad.

Sin plan de prevención Desde antes de que el Minsa reconociera el grado epidémico del dengue en Panama, la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal) advirtió sobre la gravedad del caso, según comentó Rodríguez.

"El problema que hay con la epidemia de dengue es culpa del MINSA y de la Caja de Seguro Social. No hubo un plan de prevención", concluyó el doctor.