Temas Especiales

31 de May de 2020

Salud

Embarazos después de la quimioterapia

La posibilidad de tener un hijo se reduce tras los tratamiento contra el cáncer. Surge una nueva la posibilidad para esas mujeres

Un tratamiento hormonal ayuda a mujeres jóvenes que padecen cierto tipo de cáncer de seno a preservar mejor su fertilidad durante una quimioterapia, así como a prolongar su vida, muestran los resultados de una prueba.

La quimioterapia trae entre otros efectos un riesgo importante de provocar una insuficiencia ovárica al disminuir la cantidad y la calidad de los óvulos almacenados en los ovarios, un número no renovable.

Para preservar su aptitud para tener hijos, una mujer puede hoy, antes de iniciar una quimioterapia, recurrir a congelar ovocitos o embriones después de una estimulación ovárica, un procedimiento costoso comparable al que se realiza para parejas con problemas de fertilidad.

Este estudio clínico de fase 3 muestra que una medida como ésta puede ser evitada con una inyección mensual de goserelina durante una quimioterapia, que reduce en 64% el riesgo de falla de los ovarios.

Después de haber tomado en cuenta los diferentes estadios en la evolución de la enfermedad entre las participantes del estudio, aquellas que habían sido tratadas con esta hormona tenían 50% más posibilidades de estar con vida cuatro años después del diagnóstico, en comparación con las mujeres del grupo testigo.