Temas Especiales

29 de May de 2020

Salud

Británico con parálisis pierde batalla en tribunal

Solicitaron cambiar la ley que prohíbe la asistencia médica al suicidio en el Reino Unido

Un exobrero británico paralizado y la mujer de un tetrapléjico ya fallecido perdieron ayer su batalla legal en el Tribunal Supremo para conseguir cambiar la ley que prohíbe la asistencia médica al suicidio en el Reino Unido.

Paul Lamb, que quedó paralizado por un accidente de tráfico, y Jane Nicklinson, esposa de Tony Nicklinson, fallecido en 2012, habían iniciado una campaña a favor de la muerte asistida. Sin embargo, el Tribunal Supremo, máxima instancia judicial británica, falló en contra de Lamb y Nicklinson.