Temas Especiales

05 de Dec de 2020

Salud

Terapia en una ‘cueva de sal’

Los tratamientos alternativos adquieren cada vez mayor aceptación en la población para prevenir y tratar algunas afecciones de salud

La sal ha estado ligada al desarrollo de la civilización humana desde la antigüedad. Adicional a su función como condimento para realzar el sabor de los alimentos -y en una época en la que no existían medios artificiales para la conservación de los mismos- la sal se convirtió en un preciado bien que permitía el mantenimiento de carnes y pescados comestibles por largo tiempo, permitiendo a la especie humana viajar a lugares remotos.

La sal también fue utilizada en su aspecto terapéutico en los antiguos balnearios para realizar baños, manteniéndose esta modalidad hoy en día como una de las opciones preferidas en los spas .

TERAPIA DE SAL

La palabra haloterapia proviene de los términos griegos halos (sal) y therapeia (tratamiento). Los tratamientos modernos con sal se iniciaron en la mina polaca de Wieliczka, una de las más antiguas y grandes del mundo con 300 kilómetros de galerías, y que ha estado en operación desde el siglo XIII. La práctica constató que, a diferencia de la población circundante del área, los mineros que laboraban en la citada mina no solían padecer de problemas respiratorios, y se mantenían con una apariencia física más joven en cuanto a su piel.

Como realizar este tratamiento en las propias minas subterráneas no era tan accesible, balnearios y spas comenzaron a recrear el ambiente mediante salas y cabinas en las que se emulaba ese entorno, añadiéndose capas de sal en el piso y paredes para darle mayor realismo. De modo adicional, un dispositivo llamado halogenerador se instaló para emitir una corriente de aire constante con micropartículas de sal de origen mineral, conforme a la concentración específica deseada.

VENTAJAS

Numerosos estudios demuestran que la haloterapia tiene efectos beneficiosos, especialmente en pacientes que sufren de procesos respiratorios, desde una simple gripe hasta asma, alergias o bronquitis, así como afecciones dermatológicas del tipo psoriasis y dermatitis.

Desde el punto de vista emocional, las personas que se someten regularmente a haloterapia controlan mejor el estrés y son menos propensos a caer en depresión. A ello ayuda no solo el respirar un aire puro y limpio, sino también estar en un ambiente relajado y tranquilo, en el que se ubica al cliente en cómodos sillones o camillas, con música ambiental e iluminación es tenue.

SPA DE SAL

Diana Salas es gerente operativo de Kimana Beauty Day Spa, uno de los pocos centros que están ofreciendo la haloterapia en Panamá. A pesar de llevar solo 5 meses realizando el tratamiento, ya hay clientes que gustan del mismo y acuden de manera periódica.