24 de Feb de 2020

Salud

Salud laboral: El estrés sigue siendo un reto

Hoy se celebra el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo y la OIT ha puesto el enfoque en el estrés

El estrés es un tema que se pierde en los artículos de revistas de sala de espera. Sin embargo, sigue siendo un problema innegable, latente en el ámbito laboral.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) define el estrés como una respuesta física y emocional dañina causada por un desequilibrio entre las exigencias percibidas y los recursos y capacidades percibidos de un individuo para hacer frente a esas exigencias.

DRA. AYCHEL CABALLERO

‘Tienes que asegurarte de que tu trabajador esté formado e informado del trabajo que va a hacer, pero sobre todo, que no haya exceso de trabajo.

Especialista en Salud Ocupacional

El estrés relacionado con el trabajo, por tanto, ‘está determinado por la organización del trabajo, el diseño del trabajo y las relaciones laborales', explica la OIT en el documento ‘Estrés en el trabajo: Un reto colectivo' (abril, 2016)

SOBRECARGA

En este artículo, la OIT establece que el estrés laboral se produce cuando las exigencias del trabajo no corresponden o exceden las capacidades, recursos o necesidades del trabajador.

También menciona otro rasgo. Cuando el conocimiento y las habilidades de un trabajador para enfrentar las exigencias del trabajo no coinciden con las expectativas de la cultura organizativa de la empresa, brota el estrés.

La doctora del Centro Médico Paitilla (CMP), Ángela Gutiérrez, publicó los síntomas de este padecimiento en un comunicado de prensa.

‘Dolor de cabeza, dolor de espalda, dolor de hombros, rigidez de nuca, fatiga, sudoración, palpitaciones, hormigueo en las extremidades, boca seca, dolor abdominal, diarrea, vómito, constipación, desesperación, llanto fácil', indicó, aparecen cuando hay estrés laboral.

¿Qué ocasiona esta tensión? Cualquier factor laboral que pueda causar estrés es denominado ‘peligro psicosocial', según la OIT. Un término que introdujeron en 1984.

Algunos peligros psicosociales son: el medio ambiente del trabajo, el contenido del trabajo, las condiciones de la organización y las capacidades, necesidades y la cultura del trabajador, de acuerdo con la OIT.

IMPACTO EN LA SALUD

Lo primero que establece la OIT sobre el impacto del estrés, es que varía de un individuo a otro. Pero los trastornos pueden ser: enfermedades cardiovasculares, trastornos músculo-esqueléticos, depresión y ansiedad, burnout (agotamiento) y el suicidio.

Para la Dra. Gutiérrez, el estrés laboral provoca problemas de salud física y mental, absentismo, desinterés por laborar, reducción de productividad y baja autoestima.

‘El síndrome de Burnout significa desgaste profesional', sostiene la doctora, ‘se manifiesta en profesionales sometidos a un estrés emocional crónico'.

Los rasgos de dicho padecimiento son: agotamiento físico, psíquico, actitud fría y despersonalizada en la relación hacia los demás y sentimiento de insatisfacción personal con las tareas que realizan, y que suelen producirse fundamentalmente en personal sanitario y en profesionales dedicados a la enseñanza, según la galena.

‘Los banqueros tienen un nivel de estrés bastante alto', señala el Dr. René Arévalo, citando su experiencia en salud ocupacional. ‘Los que tienen que ver con relaciones públicas también, e igual los médicos'.

El Dr. Arévalo comenta que le ha tocado diagnosticar con estrés a muchas personas en el ámbito laboral, y que con regularidad mientras mayor es la responsabilidad o la presión, mayor el estrés.

Por supuesto, para hacerle frente a estas situaciones, usualmente el trabajador recurre a ciertos comportamientos, que la OIT establece como dañinos: abuso de alcohol y las drogas, mayor consumo de tabaco, dieta poco saludable, actividad física insuficiente y trastornos del sueño.

RESPUESTA MÉDICA

Para la Dra. Aychel Caballero, quien posee una maestría en salud y seguridad ocupacional, el primer paso para manejar el estrés laboral es hacerlo desde la gerencia de la empresa.

‘Una buena organización del trabajo disminuye el estrés que tiene el trabajador', asevera. ‘Segundo, tienes que asegurarte de que tu trabajador esté formado e informado del trabajo que va a hacer, pero sobre todo, que no haya exceso de trabajo'.

Cuando el colaborador ya no siente ganas de ir al trabajo, lleva trabajo a su casa, no puede dormir, no puede dejar de pensar en el trabajo, es posible que se genere un cuadro de estrés.

Si hay dolor de cabeza y trastornos musculares, como hemos mencionado anteriormente, entonces hay un problema mayor y es necesario que el trabajador acuda a asistencia médica.

‘El colaborador debe tener la suficiente confianza de acercarse a su superior y comunicarle: no estoy satisfecho con el trabajo', recomienda la Dra. Caballero. ‘Muchas veces el colaborador no comprende exactamente qué esperan de él en su puesto de trabajo'.

La doctora menciona las inspecciones que realiza la Caja del Seguro Social en cuanto a salud ocupacional. Hay una división que se acerca a las empresas para dar recomendaciones sobre el manejo de estrés en el trabajo.

‘A veces un colaborador se queja, y los demás aguantan', advierte la Dra. Caballero. Por eso, cuando los especialistas evalúan el área de trabajo y descubren que las condiciones no son las correctas, sugieren cambios. ‘Entonces, se benefician todos', detalla la experta.

Con ella coincide el Dr. Arévalo, quien menciona que una persona puede sufrir de estrés en el trabajo, pero la empresa siempre debe garantizar un buen ambiente laboral para reducir los casos de estrés en los trabajadores.

‘La empresa tiene que poner de su parte y siempre priorizar que el trabajador no se sienta abrumado', comenta el doctor. ‘Tiene que haber una combinación de lado y lado, trabajador y empresa, para que las cosas mejoren'.