Temas Especiales

30 de Ene de 2023

Salud

Dormir bien ayuda al equilibrio del organismo

¿Sabías que hoy se celebra el Día Mundial del Sueño? Recordamos las razones para ir a la cama por suficientes horas

Hoy 16 de marzo se celebra el Día Mundial del Sueño. No se trata de un día para homenajear a los dormilones, sino de una fecha convocada por la Asociación Mundial de Medicina del Sueño (WASM) para recordar la importancia que este acto tiene en la salud física y mental del individuo. Se estima que 45% de la población sufre los trastornos del sueño.

Dormir es una función vital imprescindible para la cual el ser humano donde ocurren una serie de funciones necesarios para que se pueda mantener el funcionamiento general del organismo, tanto físico como psíquico o mental.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) insiste en que dormir no es un placer sino una necesidad, y sugiere hacerlo durante al menos seis horas diarias, para evitar los trastornos del sueño que ocasionan la reducción de los reflejos, capacidad de concentración disminuida y problemas de apetito y gástricos; además de aumentar el riesgo de accidentes en la vida cotidiana y ocasionar un desequilibrio en el rendimiento.

Hoy dormimos menos

Las horas de sueño del ser humano cada vez se están reduciendo con mayor frecuencia, esto gracias a una serie de factores producidos por la rutina laboral y personal de los individuos.

"La falta de sueño la mayoría de las veces es producto del estilo de vida que llevan las personas", señala la doctora Angela Gutiérrez, médico general del Centro Médico Paitilla, refiriéndose al estrés, los períodos de exámenes, los horarios de trabajo atrasados, la ansiedad, la menopausia y la edad.

Además, menciona la doctora, existen influencias externas, como el ruido, el cambio de clima (calor y frio), la luz brillante ocasionada por aparatos electrónicos; al igual que causas orgánicas, como dolor producido por enfermedades, que hacen que las personas no concilien el sueño debidamente.

La tecnología es otro agravante de la situación. En la actualidad la gran mayoría de personas poseen un dispositivo electrónico portátil como el celular, tablets, ordenadores en su vida personal, o pasan 8 horas frente a una pantalla de computador producto de su hábito laboral. Al respecto, la doctora Gutiérrez se refiere a que muchos estudios confirman que el brillo de un monitor suprime la liberación de la hormona melatonina, que promueve el sueño.

El problema del trabajo nocturno

La rutina laboral puede llegar a ser estresante y muy demandante, esta situación se agrava cuando los horarios laborales del colaborador son nocturnos. "Esta labor trae muchas repercusiones a la salud, ya que trabajar de noche afecta física y psicológicamente a los operarios. Lo habitual es que el día sea para vivir y la noche para descansar", enfatiza la galena.

Según Gutierrez, las mejores sugerencias que puede emplear una persona con esta situación pueden ser: 
- Cuando se trabaje de noche, tratar de que haya la mayor cantidad de luz posible, para que el cerebro piense que es de día.
- Cuando se prepare para dormir, asegurarse de tener un ambiente oscuro (sin luz) y sin ruidos.
- Procurar dormir siempre a la misma hora, más o menos siete (7) horas continuas.
- Apagar todos los aparatos electrónicos.

Cómo dormir mejor

Gutiérrez destaca que es posible dormir mejor si se toman una serie de medidas, como no utilizar dispositivos electrónicos antes de dormir o apagarlos una hora antes de ir a la cama, "para que el brillo no afecte o altere el reloj biológico en la práctica del sueño".

También sugiere practicar un deporte, ya que "esto permite que el cuerpo se canse sanamente". Insiste que las mejores actividades para favorecer el sueño y la salud, para estimular el cerebro y oxigenarlo, son los ejercicios como los aeróbicos, yoga, taichí, caminar, bailar, nadar, entre otros.

"Realizar ejercicios como los aeróbicos de manera continua contribuirá a que el sueño sea más reparador y agradable", agrega.

Destaca que las personas que padecen de insomnio causado por el estrés de la vida laboral tienen que hacer otras prácticas adicionales a las actividades físicas como leer un buen libro antes de ir a la cama, darse una buena ducha tibia antes de ir a dormir, acostarse a la misma hora siempre. "Esto se llama higiene del sueño", esclarece la doctora.