Temas Especiales

21 de Sep de 2020

Salud

Nutrición y sistema inmunológico en tiempos de covid-19

No existe evidencia concreta sobre un tratamiento nutricional ante la covid-19 sin embargo, nutricionistas detallan la importancia de la alimentación para fortalecer el sistema inmune

La zanahoria, el durazno, la naranja y el melón son fuentes de vitamina A
La zanahoria, el durazno, la naranja y el melón son fuentes de vitamina Apixabay

Actualmente, no existe evidencia concreta científica sobre un tratamiento nutricional específico frente al covid-19, sin embargo, la buena nutrición es uno de los grandes aliados para fortalecer el sistema inmune.

En este orden, el licenciado en Nutrición de la Caja de Seguro Social (CSS), José Ramiro López detalló la importancia de la nutrición para aumentar las defensas, siendo un factor importante, el consumir alimentos antioxidantes que sean ricos en vitamina A, C, E y entre los minerales, el zinc y el selenio.

Ramiro explicó que la vitamina A interviene en la regeneración de las mucosas afectadas e inflamadas, siendo sus principales fuentes de alimento de origen animal, el hígado y la yema de huevo. También forman parte de este grupo la zanahoria, durazno, naranja, melón y otros alimentos pertenecientes a la familia de los betacarotenos, cuyos colores son el amarillo, naranja y rojo.

Con respecto a la vitamina C, el nutricionista resaltó a través de comunicado, que refuerza el sistema respiratorio, dando protección ante las infecciones.

Entre los alimentos que la contienen en mayor cantidad está el pimentón verde, espinaca, tomate, rábanos, zanahoria, coles de Bruselas; frutas cítricas como la naranja, el limón, mandarina y toronja, así como el kiwi, cerezas, uvas y melón.

De la Vitamina E subrayó que ayuda a mejorar la inmunidad. Su consumo se puede obtener al incluir en la dieta alimentos como las espinacas, el tomate, mango, kiwi, frutas secas, germen de trigo, semillas de girasol y aceites de soya, de oliva extra virgen o de maíz.

Agregó que de los minerales el zinc influye en el alza de las defensas. Sus fuentes alimentarias serían el apio, germen de trigo, hígado, lentejas, espárragos y maní.

Función similar relató tiene el selenio que está presente en los mariscos, pescados, carnes rojas, hígado, pollo, huevos, ajo, levadura de cerveza y panes enriquecidos con este mineral.

También son importantes los ácidos grasos omega 3 al proporcionar una acción antiinflamatoria en las mucosas de las vías respiratorias, mejorando la respiración, obteniéndose en pescados azules como el arenque, caballa y atún, entre otros. López sostuvo que una persona que practique estilos de vida saludable con una alimentación balanceada, que realice ejercicios diariamente y no consuma tabaco o sus derivados, es menos propensa a desarrollar graves complicaciones de contagiarse del nuevo coronavirus.

Afirmó que la principal herramienta, según recomendaciones del Ministerio de Salud y la Caja de Seguro Social, para evitar el contagio es la higiene, siendo el lavado de manos constante con agua y jabón o el uso de gel alcoholado, además del uso de mascarillas y distanciamiento social.

Medidas expectorantes

Para favorecer la expectoración instó el consumo del ajo, cebolla o puerro debido a que contienen compuestos azufrados, igualmente los hongos, que aumentan las citoquinas que ayudan a combatir las infecciones respiratorias y por la presencia de polisacáridos que mejoran el sistema inmunológico.

Dijo que los tés o infusiones, ayudan a descongestionar la nariz y a mantener el cuerpo hidratado como es caso del jengibre, que elimina la tos y alivia la garganta irritada. La miel acotó posee propiedades antioxidantes y antimicrobianas.

El agua sigue siendo imprescindible, recomendando el consumo de dos a tres litros, cuyo equivalente es entre 8 y 12 vasos para mantenerse hidratado.