Temas Especiales

23 de Oct de 2020

Tecnología

Cuba mantiene apuesta por la telefonía móvil

LA HABANA - El gobierno cubano, que en febrero adquirió el control total de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa), dobló su...

LA HABANA - El gobierno cubano, que en febrero adquirió el control total de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa), dobló su apuesta por la telefonía móvil, al bajar hoy su tasa de activación.

"Como parte de la política de acercamiento de la telefonía móvil a la población, Etecsa anunció una nueva rebaja de la cuota de activación, ahora a 30" pesos convertibles, anunció una nota publicada este sábado en el diario "Juventud Rebelde".

En febrero pasado, el estado cubano, por intermedio de seis empresas estatales, compró el 27 por ciento de las acciones de la compañía italiana Telcom, con lo que adquirió el control total de Etecsa, que antes era una empresa mixta con los europeos.

Etecsa, única empresa de telecomunicaciones de la isla, ha trabajado sostenidamente para incrementar la telefonía móvil, que en el primer semestre del pasado año superó, por primera vez en el país, a las líneas de telefonía fija.

Según el vicepresidente de Etecsa, Máximo La Fuente, sólo hasta el 30 de junio último había en Cuba un millón y 4.000 líneas que dependían de cables y un millón 7.000 de la red inalámbrica.

La compañía comenzó a operar en 2003, cuando en Cuba apenas había 43.000 teléfonos móviles, por lo general distribuidos entre diplomáticos y empresarios extranjeros o ciudadanos isleños ligados a empresas foráneas.

El uso de esa tecnología se disparó en 2008, cuando el gobierno cubano aprobó la contratación del servicio para todos los ciudadanos, con lo que de 300.000 líneas el país pasó a tener en los dos últimos años 700.000, con cobertura en el 70 por ciento del territorio.

Los servicios móviles han tenido una notable reducción de los costos en la activación, al pasar de 111 pesos convertibles cubanos (equivalentes a unos 119,88 dólares) en 2008, a los actuales 30 (34,40).

No obstante, el directivo señaló que Etecsa aspira a que ese tipo de telefonía siga creciendo en la isla, tras considerar que "es muy bajo" tener un millón de líneas móviles en Cuba, cuya población sobrepasa los 11,2 millones de habitantes.

Según las cifras proporcionadas por La Fuente, el 96 por ciento de los usuarios mantiene un sistema de "prepago" por el sistema de tarjetas, mientras que sólo el cuatro por ciento corresponde a "postpagos", que por lo general es usado por empresas u hombres de negocios asentados en el país.

La Fuente indicó que Cuba ha invertido más de 1.000 millones de dólares en su telefonía en estos 10 años, 200 de los cuales se han canalizado al sistema móvil, pues la perspectiva del gobierno es alcanzar unos 2,4 millones de usuarios en 2015.

Al hablar sobre los servicios de roaming, la segunda fuente de ingreso en telefonía móvil, La Fuente dijo que la isla impulsa la firma de acuerdos para superar los 307 existentes actualmente con operadoras de 128 países.

En eses sentido, el directivo confirmó que el tendido un cable submarino con Venezuela, actualmente en fase de pruebas, beneficiará la red celular del país, en especial los servicios del denominado "roaming".

"Por supuesto que el cable aumentará la posibilidad de salida internacional de Cuba y mejorará su tráfico", expresó La Fuente al referirse al proyecto que deberá estar listo en julio venidero y que enlaza a la localidad venezolana de La Guaira, con la oriental ciudad de Santiago de Cuba, a más de 860 kilómetros al sureste de La Habana.

Ejecutado el tendido de los 1.500 kilómetros, a un costo de 70 millones de dólares, el enlace de fibra óptica llega también hasta la cercana isla de Jamaica.

La entrada en funciones del cable permitirá a Cuba multiplicar hasta 3.000 veces las velocidades actuales de transmisión de datos, imágenes y voz.