Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Tecnología

Libros electrónicos ganan terreno

SAN FRANCISCO. Los libros electrónicos y las tabletas informáticas amenazan con volver obsoleto el papel y la tinta para editar libros, ...

SAN FRANCISCO. Los libros electrónicos y las tabletas informáticas amenazan con volver obsoleto el papel y la tinta para editar libros, revistas y periódicos, cuyos lectores están cada vez más acostumbrados a leer en pantalla todos los géneros, desde noticias a novelas.

‘Es sólo cuestión de tiempo para que dejemos de destruir árboles y que todas las publicaciones pasen a ser digitales’, dijo Tim Bajarin, analista de la consultoría Creative Strategies.

El gigante de ventas al por menor en línea Amazon popularizó desde hace cuatro años los libros electrónicos con sus dispositivos Kindle, y Apple despertó con sus tabletas informáticas una demanda insaciable por contenido digital, que va desde películas a revistas y libros.

El crecimiento de los libros electrónicos y las tabletas impulsará los ingresos anuales de los libros digitales a 9.700 millones de dólares para 2016, más del triple de los 3,200 millones previstos para este año, según un informe de Juniper Research.

Los lectores están mostrando una mayor fidelidad a los libros digitales, de acuerdo con el Grupo de Estudio de la Industria del Libro (BISG, por su siglas en inglés).

Casi la mitad de los compradores de libros impresos dijeron que dejarían de comprar la versión impresa de su autor favorito si consiguen la versión digital en un plazo de tres meses de publicado en papel, mostró una encuesta de BISG. ‘El mercado de libros electrónicos se está desarrollando muy rápido’, dijo la subdirectora ejecutiva de BISG, Angela Bole.

Las preocupaciones acerca de la lectura de libros electrónicos están disminuyendo y lo que las personas desean son precios más bajos para los dispositivos, según la encuesta.

La tenencia de un libro electrónico o ‘e-book’ tendió a aumentar la cantidad de dinero invertida en títulos, algo que BISG describió como una señal prometedora para los editores. La importante librería estadounidense Barnes and Noble respondió a la tendencia lanzando su propio lector electrónico, el Nook, y otras cadenas siguieron la misma estrategia, según Juniper. ‘Estoy entre los que creen que esta nueva moda de los ‘e-books’ aumenta el interés de las personas por la lectura en general’, dijo el analista de Gartner, Allen Weiner.

‘Cuando alguien se entusiasma con la lectura de cualquier manera, se activa el motor de la lectura y eso lleva a (leer) todo tipo de contenido’, dijo Weiner, quien agregó que las obras impresas seguirán presentes. Según Bajarin, pasará al menos una década antes de que el papel y la tinta hayan quedado obsoletos.

‘Por un lado, hay una generación de personas mayores de 45 años que creció con este formato de lectura y para muchos seguirá siendo la forma más cómoda de consumir contenidos durante bastante tiempo’, dijo. ‘Sin embargo, las generaciones más jóvenes ya están optando por las versiones digitales de las publicaciones y, con el tiempo, utilizarán ‘e-books’ y tabletas para consumir todo tipo de contenido’. Más allá del avance digital, Weiner cree que en algunas situaciones, como la lectura en el hogar, se seguirán prefiriendo los libros de tapa dura o blanda.

‘Creo que es un mito que se vaya a acabar el negocio del libro impreso’, dijo Weiner. ‘Según los analistas, para periódicos y revistas la situación es diferente. Según Weiner, para los primeros, la era del papel y la tinta está en vías de extinción, pero para los segundos será necesario encontrar un equilibrio entre la versión impresa y la digital. Los periódicos gastan mucho dinero en impresión y distribución de sus ediciones diarias, que no pueden actualizarse tan rápido como en internet.