Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Tecnología

Ellas: un objeto sexual del cerebro

PANAMÁ. ¿Quién no ha visto a una mujer semidesnuda en la televisión o en un medio impreso? Es probable que todos hayamos tenido la oport...

PANAMÁ. ¿Quién no ha visto a una mujer semidesnuda en la televisión o en un medio impreso? Es probable que todos hayamos tenido la oportunidad de verlo. Ellas son usadas como objeto para atraer la atención acerca de algo. Pero esto no es casualidad. Se trata de una reacción del cerebro.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Nebraska-Lincoln concluye así una investigación. No es la cultura de los hombres la que la ve como símbolo erótico. El responsable es el cerebro. La manera en que el órgano del sistema nervioso procesa la información es la que hace verlas así.

El estudio determinó que el cerebro se comporta de forma distinta con las personas de uno u otro sexo. A ellos los percibe como a un todo y a ellas las procesa por partes. Esto, según los estudiosos, explicaría la tendencia a tratar a las mujeres como ‘objetos sexuales’.

‘A la mujer se la percibe del mismo modo que a objetos como un auto o una casa: los descomponemos en partes. No deberíamos hacer eso con una persona, pero frente a las mujeres lo hacemos, lo cual resulta muy sorprendente’, explicó la psicóloga Sarah Gervais, directora del estudio publicado en la revista científica European Journal of Social Psychology.

Y lo que más sorprende es que no solo el cerebro de los hombres percibe así a las mujeres, el de ellas también lo hace, según el estudio. Los hombres lo hacen porque están buscando parejas potenciales, mientras que para las mujeres es una forma de compararse con la competencia.

PROCESAMIENTOS

A través de este trabajo se pudo, además, determinar que el cerebro procesa la información visual de distintas formas. Uno puede hacerlo en su totalidad, que es el llamado procesamiento global, que es más usado para reconocer a las personas.En este caso el cerebro no solo se enfoca en la nariz, sino también en la boca, los ojos, los oídos; es decir, mira toda la cara. Con este proceso percibe a los hombres.

Pero, también puede hacerlo por partes. A esta etapa se le llama procesamiento local. Este proceso se usa para reconocer objetos: una casa o una puerta. A través de este mecanismo identifica a las mujeres, por eso ellas son vistas con objetos.

EL EXPERIMENTO

Para establecer si el cerebro usaba estos mismos procesos para reconocer a las personas se hizo un ex perimento con 220 hombres y mujeres. Cada uno de ellos debía mirar una fotografía de un hombre o una mujer con ropas. Tras un receso debía observar otra imagen de un área sexual: los senos o la cintura, por ejemplo. Cuando se mostraban las fotos de los hombres ellos identificaron de manera global. Pero las féminas eran identificadas por sus partes sexuales. Este es el procedimiento local, es decir, que las mujeres son vistas como objetos.

Tras estas conclusiones los investigadores ahora esperan encontrar formas para cambiar estos hábitos, en una publicación del portal digital de la BBCmundo.com.