Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Tecnología

¿Es Ultra HD el futuro de la televisión casera?

La tecnología avanza cada día más a velocidad máxima y uno de los productos favoritos de todo tipo de personas es la televisión. Tras v...

La tecnología avanza cada día más a velocidad máxima y uno de los productos favoritos de todo tipo de personas es la televisión. Tras varios intentos fallidos en años recientes, de colocar televisores 3D y tecnología OLED, los fabricantes se han enfocado en un nuevo invento, la Ultra alta definición, que es "más viable" para el consumidor convencional.

Se trata del primer formato de televisión dirigido al fenómeno de transmisión de vídeo por Internet, y en la muestra de tecnología CES las compañías que distribuyen esos servicios como Netflix y Amazon dijeron que ofrecerán películas y programas de televisión en ese formato, mientras Sharp presentó un aparato barato con calidad cercana a la ultra alta definición.

A diferencia de la 3D, los analistas dicen que la ultra HD puede prevalecer. Con pantallas que tienen cuatro veces más píxeles que las de alta definición tradicional, la ultra HD es suficientemente avanzada para ganar aceptación en los próximos años.

Al compararlas, la ultra HD es notablemente más nítida que la HD. Muestra texturas más ricas, detalles más finos y menor distorsión. La mejor resolución es importante en la medida que los consumidores gastan más en pantallas más grandes que amplifican las imágenes.

Según la agencia de noticias AP, actualmente, el aparato de ultra HD de menor precio en Amazon.com es uno de 39 pulgadas de marca Seiki, que se vende en 500 dólares. El modelo de marca conocida más barato, con pantalla de 58 pulgadas, de Toshiba, tiene un precio de 2.750. Esta semana, LG anunció que vendería un aparato de ultra HD de 49 pulgadas con precios cercanos a 2.000. El modelo Quattron+, de Sharp, con resolución parecida al 4K, tendrá un precio estimado de 3.200 dólares.

Aunque esos precios sólo atraerán a los entusiastas de las novedades, ya se acercan a los que se pagan por pantallas grandes de alta definición.

Pero eso no es suficiente, dice James McQuivey a la misma agencia de noticias, analista principal de la consultoría Forrester. "Estas televisiones no se venderán bien si tienen esos precios tan altos y los fabricantes lo saben porque el año pasado redujeron su precios considerablemente", dijo.

Para tentar a los consumidores, varias compañías productoras de contenido han prometido hacer más películas y programas diseñados para pantallas de mayor nitidez.