Temas Especiales

30 de May de 2020

Tecnología

El coche volador ‘Transformer’

Diseñadores californianos han ideado un auto volador híbrido entre coche eléctrico, aeroplano y helicóptero

El coche volador aún es un sueño futurista y no ha saltado de las mesas de diseño a las calles y los cielos, pero algunas versiones son sumamente elaboradas y versátiles, como demuestra el nuevo concepto desarrollado por Mix Aerospace (www.mixaerospace.com) y llamado Skylys, una mezcla entre vehículo eléctrico y una especie de helicóptero, que puede dejar aparcado su módulo de vuelo una vez que está en tierra.

La estructura principal del técnicamente denominado VTOL (siglas de Aircraft with Vertical Takeoff and Landing o aeronave con despegue y aterrizaje vertical) es un módulo de tres ruedas que se adaptará a las hélices propulsoras mediante un triple sistema modular robotizado, señalan desde la empresa dirigida por James Desauvage, Gary Chorostecki y Francois Buron y asentada en California (EE.UU.).

‘Gracias a su forma y tamaño la conducción del vehículo encaja perfectamente en un espacio urbano y podría convertirse en el enlace entre la aviación y automoción, con la ventaja de respetar el medio ambiente’, según los diseñadores de este vehículo eléctrico dual que —adelantan— ‘permitirá efectuar conexiones por tierra o aire entre los pequeños aeropuertos suburbanos y el destino final de un viaje’.

UN VEHÍCULO, MÚLTIPLES OPCIONES

Este vehículo, a medio camino entre un coche, un helicóptero y un avión, que también puede ser no tripulado, será capaz de operar en espacios reducidos y cuyo mecanismo de propulsión podrá separarse de la estructura principal. Tendrá motores de turbohélice capaces de moverse en diferentes direcciones, pesará poco y será ergonómico, aerodinámico, modular y estético, según las especificaciones del Skylys.

Según sus creadores, una de las principales ventajas de este proyecto es que el VTOL, podría operar bajo la misma legislación aérea que un helicóptero, mientras que en las calles y carreteras se comportaría como un coche normal y, para conducirlo, solo hará falta un permiso normal.

A largo plazo, Mixaerospace pretende interesar a los sectores turísticos y de servicios públicos, así como las empresas privadas y usuarios de helicópteros, según los líderes de este consorcio, que prevén que el primer prototipo de pruebas del Skylys esté funcionando para 2016.

Para sus diseñadores, los VTOL permitirán trasladarse rápidamente entre aeropuertos e incluso de un edificio a otro, permitiendo descongestionar el tráfico de las ciudades, reducir su contaminación y ganar tiempo.

Utilizados en labores humanitarias, los Skylys podrían haber salvado miles de vidas en la catástrofe de Nueva Orleans (EE.UU.) en agosto de 2005 mediante la búsqueda y el transporte aéreo de personas, mientras que en Fukushima (Japón) en marzo 2011, podrían haber volado en las zonas de peligro de forma no tripulada, siendo controlados a distancia, llevando suministros y evacuando gente, según los líderes de Mix Aerospace.

Según adelanta Desauvage a Efe, ‘estos vehículos también podrían aplicarse al turismo de lujo: por ejemplo, una empresa privada podría disponer de diez módulos Skylys rodantes y quizás de dos módulos de vuelo, acoplables a los anteriores, para efectuar todo tipo de traslados con sus clientes. ¡Esta sería una gran combinación!’.