Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Tecnología

Expectativas, ofertas y riesgos

Sony y otras compañías se preparan para las fiestas de fin de año con atractivas ofertas. Hace falta educación para los más jóvenes

Expectativas, ofertas y riesgos
Hay una fuerte competencia entre las compañías Nintento, Sony y Microsoft.

Para los inexpertos en el mundo de los videojuegos suele ser muy difícil decidir qué comprar, puesto que cada consola y cada videojuego ofrecen experiencias distintas.

Para resolver esto PS4 ya tiene su línea de acción trazada, según Michael Boilles, Gerente General de PlayStation regional. El objetivo es dividirse entre aquellos que están entrando en el mundo de los videjuegos y aquellos que ya son clientes de la marca. Para los primeros, se pretende atraerlos con el PlayStation 3 (PS3). Boilles explica que Sony desarrolla consolas para ciclos de vida de más de diez años y al PS3 le quedan tres años más en el mercado, por lo que se seguirán produciendo videojuegos para esta consola durante tres años más.

Aparte, la PS3 frente a la nueva generación, la Play Station 4 (PS4), tiene otras ventajas: es más barata y tiene una amplia variedad de videojuegos para todos los gustos (más de mil).

Para hacer aún más fácil la entrada al mundo de los videojuegos, Sony desarrolló una marca llamada ‘Favoritos’.

‘Favoritos’ son videojuegos con precios más económicos, los cuales fueron elegidos como los mejores por consumidores expertos de la marca, proceso que se realizó a través encuestas.

Esta idea fue generada en Panamá, junto con las propaganda televisiva que fue filmadas en el país. Según Boilles es una forma perfecta para introducir a los novatos.

En cambio, para los que ya son consumidores, la recomendación es que migren a PS4. ‘Estamos hablando de tecnología mucho más avanzada en donde la experiencia es mucho más inmersiva. Te permite experiencias de juegos diferentes’, dice Boilles.

Wii U de la Nintento también trae para estas fechas uno de los juegos más esperados: Mario Kart 8. Aparecen junto a este otros como el ya mencionado Hyrule Warriors que es la más reciente entrega de la saga de Legend of Zelda.

El próximo año también trae consigo un número de atractivos títulos para los que están inmersos en este mundo, como: Batman Arkham Knight, Mortal Kombat X, Uncharted 4: A Thief’s End, No Man’s Sky, el cual por cierto está causando gran expectativa.

No obstante, dentro de este panorama aparecen las preocupaciones respecto a cuales podrían ser los efectos negativos de los videojuegos, especialmente para los menores de edad.

‘La industria de los videojuegos es una de las más reguladas del mundo’, argumenta Michael.

Algo que no ocurre con otras industrias, como la música, si acontece en la de los videojuegos. Cada juego tiene un sello que indica cual es la audiencia a la que va dirigida. Esta E (Everyone), que es para todos y están los que dicen M (Mature), para mayores de edad, entre otras.

‘No se trata de restricción , sino más bien de educación’, indica Boilles. Con este argumento la responsabilidad en última instancia cae sobre los padres de familia. Pues a un menor de edad no se le puede vender un videojuego de categoría M sin la autorización de la persona responsable del niño o la niña.

Según la Fundación Palo Alto en Estados Unidos, los juegos violentos provocan que los niños tengan actitudes agresivas.

Se afirma que jugar esta clase de videojuegos puede incrementar el comportamiento violento porque estos actos se repiten continuamente a través de la experiencia con el videojuego. El método de repetición ha sido considerado como un método de enseñanza eficaz para reforzar los patrones de aprendizaje.

Esta posición es corroborada por una investigación llevada a cabo por el grupo Society for Personality and Social Psychology, aunque el grupo admite que existen otros factores que pueden generar patrones de conducta agresivos. Los videojuegos serían tan solo uno de estos, aunque los catalogan como de alto riesgo.

Entre las recomendaciones que hace la Fundación Palo Alto estan: leer el sello que indica la audiencia a la cual va dirigida, no instalar las consolas en los cuartos de los niños, monitorear lo que ven en televisión, internet y películas y tomarse el tiempo de discutir estos temas con los niños.