24 de Sep de 2021

Tecnología

La realidad virtual, más allá del entretenimiento

Asociada principalmente con los videojuegos, la tecnología de realidad virtual ha demostrado su utilidad en ámbitos diversos

A mediados de los años cincuenta, el cineasta Morton Heilig se imaginó contar historias a la audiencia, a través de una experiencia que estimulara todos sus sentidos.

Así, en 1957 desarrolló el Sensorama, una consola conformada por pantallas estereoscópicas, abanicos, emisores de olor, altoparlantes estéreo y un asiento movedizo. Se trataba de la primera experiencia virtual, la precursora de la realidad virtual.

Sin embargo, no fue hasta los ochentas y noventas que esta tecnología empezó a cobrar auge con el público. La realidad virtual es un ambiente 3-D, generado por un computador en el cual el usuario se convierte en parte del ambiente, es decir que puede interactuar con él. Esto se logra usualmente a través de un headset o lentes.

Aunque la realidad virtual se ha desenvuelto principalmente en el ámbito de los videojuegos, cada vez se está integrando más a la rutina del ciudadano común, como se pudo ver en días pasados en el Oculus Connect, una conferencia para desarrolladores de realidad virtual, según reportó el Huffington Post .

En ella Samsung anunció su nuevo headset de realidad virtual para dispositivos móviles, a un precio más accesible que su modelo anterior, Facebook comunicó a través de su sitio de noticias newsroom.fb.com que tendría soporte para vídeos en 360 grados y Netflix y Hulu informaron que su contenido se podría disfrutar con headsets de realidad virtual.

Por su parte, Oculus anunció una asociación con Dell, Asus y Alienware, a través de la cual se lanzarán al mercado nuevos modelos de computador con soporte para los headsets Oculus Rift, a menos de mil dólares.

APLICACIONES ALTERNAS

Aunque menos publicitadas, la realidad virtual ha incursionado en una variedad de campos, incluyendo los de la ciencia, salud e investigación. Por ejemplo, en la medicina se ha desarrollado para el entrenamiento de médicos. Está HumanSim, que le permite al personal de salud participar de situaciones hipotéticas con pacientes, en un ambiente 3-D. Por otra parte, está la cirugía robótica virtual, para entrenar a los cirujanos en cirugía robótica antes de que lleguen al paciente.

Las aplicaciones de realidad virtual ofrecen una alternativa prometedora a las víctimas de accidente cerebrovascular (derrame). Una variedad de estudios han demostrado resultados positivos en la motricidad del brazo superior de estos pacientes, al utilizarse como herramienta de rehabilitación.

Dentro de la división de psiquiatría de a escuela de medicina de la Universidad de Duke, existe un programa de tratamiento basado en realidad virtual. Este se emplea como una nueva terapia para pacientes con trastornos de ansiedad, a raíz de fobias a las alturas, a volar, a los elevadores, a las tormentas eléctricas o a hablar en público. También se han hecho estudios en militares con trastorno por estrés postraumático (TPET), con resultados favorables.

En el ámbito de la investigación científica también es de utilidad. Como es el caso de un grupo de neurocientíficos en el HHMI Janelia Research Campus en Virginia (E.E.U.U.), mencionado en días pasados en el MIT Technology Review .

Ellos crearon pequeños sistemas de realidad virtual para sus ratones. Así, los animales corren a través de laberintos virtuales, sin realmente moverse de sus puestos. Esto les permite observar cómo las neuronas del animal reaccionan ante sus acciones, mientras que mantiene la cabeza quieta, un aspecto necesario para que la técnica funcione.

Asimismo, en la Universidad de Stanford, el Virtual Human Interaction Lab está incursionando en varios proyectos, incluyendo uno que busca diseñar intervenciones que ayuden a desarrollar empatía hacia los demás y otro cuyo objetivo es enseñarle a la población sobre los efectos del cambio climático en los ecosistemas marinos.

Ya no es raro encontrar laboratorios de realidad virtual en los campus universitarios. Lo cierto es que la capacidad de poder experimentar situaciones tal vez peligrosas, arriesgadas o costosas en su ejecución real, dentro de un ambiente virtual controlado es una herramienta poderosa para la educación.

Pero la realidad virtual se está aprovechando en muchos más ámbitos que los arriba mencionados, incluyendo en los deportes, la construcción, las comunicaciones, la moda, los negocios, la ingeniería, el turismo y hasta en temas de patrimonio.

==========

‘La aplicación HumanSim, permite al personal de salud participar de situaciones hipotéticas con pacientes, en un ambiente 3-D'.