Panamá,25º

09 de Dec de 2019

Tecnología

Panamá se envuelve en el futuro tecnológico digital

El foro 'Panamá en el día después de mañana: el poder digital', organizado por 'La Estrella de Panamá' y 'Panamá en Positivo', estableció la importancia de la explotación de la industria digital como parte del crecimiento social y posicionamiento global del país

Las nuevas tecnologías han presentado un auge provechoso en los últimos años y con esto, el aumento de oportunidades educativas y laborales se ha hecho notar. En vista de esta corriente digital, 'Panamá en Positivo' y La Estrella de Panamá llevaron a cabo el foro 'Panamá en el día después de mañana: poder digital', ayer en la sala Bahía 1 del Club Unión.

Expertos se reunieron para discutir el futuro de Panamá en la industria digital global.

El foro fue presidido por las co-creadoras de Panamá en Positivo, Marisol Guizado y Cibeles de Freitas, quienes junto a un selecto grupo de expositores abordaron temas de integración digital y maneras para la detección de talentos jóvenes que posicionen al país como un hub de e-sports competitivo y viable en el mercado centroamericano.

Ya es innegable el impacto que la era digital ha tenido en diversas áreas del crecimiento integral de una nación, y Panamá no es eludida de este cambio global. Las puertas que se han abierto para la educación tecnológica y digital han impulsado el interés de la juventud y de generaciones que no buscan el “típico” empleo de ocho horas, sino un trabajo de pasión, entrega y trascendencia como lo promete la industria de los videojuegos.

La directora de gráficos de Multi Tool Studios, Rita Ríos, dio inicio al foro y expuso acerca de los retos que la juventud panameña debe enfrentar a la hora de dedicarse por completo al desarrollo de videojuegos. “Hay que aprender a adaptarse al futuro”, comentó Ríos, “seguir creando experiencias nuevas para el usuario, no podemos tener miedo al cambio”.

Siendo una figura activa en la creación y desarrollo de videojuegos, avatares inteligentes y diversas técnicas de implementación digital, Ríos explicó que es “necesario” aumentar el apoyo financiero de los sectores público y privado, además de plantear nuevas maneras de utilizar la tecnología en pro del desarrollo social, más allá de videojuegos o herramientas en dispositivos móviles.

Según el informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para septiembre del presente año, titulado 'Los videojuegos no son un juego', la demanda de aprendizaje de programación digital y aspectos integrales de un videojuego es cada vez más latente en América Latina y el Caribe. Países suramericanos como Brasil y Argentina son vistos actualmente como líderes en América Latina, con más de 60 millones de jugadores en cada uno.

Esto fue ahondado incisivamente por el joven programador José Gracia, fundador de Toon Sprouts Games y creador del videojuego Bug Fables, el cual fue lanzado al mercado internacional llegando a ser parte del catálogo de la plataforma de distribución digital de videojuegos Steam, una de las más reconocidas a nivel mundial. Gracia reconoció que el desarrollo de un videojuego no puede llevarse a cabo sin un equipo preparado en distintas disciplinas como arte, efectos especiales, programación, musicalización, entre otros.

Gracia, quien también es profesor de Creación y Diseño de Videojuegos en la Universidad Interamericana de Puerto Rico, destacó que “no importa si Panamá es un país chico, porque todos lo proyectos en el área digital se convierten en exportación internacional y pueden representar ingresos económicos estables para los desarrolladores”.

Panamá se envuelve en el futuro tecnológico digital

“Un idea loca puede convertirse en la semilla que haga que tu proyecto crezca globalmente”,

PIERRE MOISAN
EXPERTO EN VIDEOJUEGOS

A esto hizo alusión Pierre Moisan, asesor sénior del Centre d'entreprises et d'innovation de Montréal (CEIM), quien se dedica a la industria de videojuegos desde hace casi 30 años en Canadá. “Una idea loca puede convertirse en la semilla que haga que tu proyecto crezca globalmente”, enfatizó el desarrollador, “con respecto a los videojuegos es importante contar con el talento y un ambiente seguro que promueva la creatividad”.

Moisan, migrado de las leyes y la abogacía, recalcó que la “chispa” que requiere todo creativo debe ser alentada por la competitividad de la educación en el país que se encuentra y del conocimiento que puedan obtener a través de espacios donde puedan aplicar lo que aprenden. “¿Quiénes son tus personas locas? encuéntralas y apoyalas, esas son las que cambiarán el mundo y la industria”, afirmó el experto.

“La experiencia no vence al conocimiento, así como el conocimiento no funciona sin la experiencia de usarlo”, señaló Moisan, “Montreal es la quinta ciudad con mayor producción de videojuegos porque entendimos que se puede combinar estos factores sin necesidad de un gran número de personas, de igual manera lo puede aplicar Panamá”.

Como parte de los objetivos a cumplir en cuanto a la innovación digital en Panamá, la vicealcaldesa de la Ciudad de Panamá, Judy Meana, comentó que aún existen algunas resistencias a la idea de una base académica centrada en los videojuegos; sin embargo, en el camino a seguir para que el Istmo sea un hub de e-sports se ve un futuro prometedor. “En Panamá hay más de 28 mil jóvenes que forman parte de la comunidad gamer activa”, indicó Meana, “lo cual hace ver que es una industria con un gran potencial que no hemos comenzado a explotar”.

Dentro de la lista de metas en la Alcaldía de Panamá conforme a las necesidades en el área laboral y educativa, hasta logística y turística, la vicealcaldesa destacó que “está en planes tener un Panamá más tecnológico, con una visión futurista, donde los jóvenes puedan trabajar y aprender al mismo tiempo, desarrollando sus habilidades de manera integral”. Asimismo, mencionó que se estará preparando un torneo de videojuegos como una iniciativa llamada Gamertón, adoptada por la Teletón 20-30, en donde la juventud podrá participar en 16 torneos de distintos niveles.

“La comunidad gamer debe empoderarse y seguir adelante con los proyectos que se están llevando a cabo”, señaló Meana, “nuestro deber como autoridades es respaldar, impulsar y apoyarlos”.

Por su parte, Julio Spiegel, director de Cable & Wireless Panamá, hizo hincapié en la realidad de Panamá como motor de nuevas herramientas para crear videojuegos, ya que destacó el crecimiento de la participación ciudadana en los videojuegos de teléfonos inteligentes, lo cual “hace que este año sea el primero en el que las ventas de nuevos celulares decrecen, pero la cantidad de personas que son propietarios de celulares ha crecido a 270 millones en toda América Latina”.

“No tendríamos la tecnología de inteligencia artificial que existe hoy si la industria de los videojuegos no hubiera iniciado ese proceso”, advirtió Spiegel, “ellos son los próceres del futuro de muchas tecnologías que disfrutamos actualmente; si no les prestamos atención a esto, nos vamos a atrasar como sociedad”.

No es sorpresa para los expertos que la industria de videojuegos tenga la relevancia que se ha ganado con el paso de los años, y es un sueño por cumplir el que Panamá llegue a formar parte de la lista de principales exportadores de contenido en esta área. Las competencias académicas en esta industria deben explorarse, cultivarse y aumentarse en calidad y promoción para que un mayor sector de la población joven pueda acercarse y desarrollarse en el conocimiento del mercado digital global.