Temas Especiales

26 de Oct de 2020

Tecnología

El banco al alcance de tu mano

Un sector financiero más digitalizado y con tecnología de punta permite la participación y el acceso a todas las comunidades

Banca digital.
La digitalización abre nuevas oportunidades para el sector.Pexels

Así como el avance tecnológico permite a los sectores productivos y económicos evolucionar, las nuevas tendencias en el consumo y las tipificaciones de clientes conducen también al sector no sólo a la adaptación de estos nuevos lenguajes, también a su apropiación.

Este camino hacia una banca digital, que se ha apresurado en la coyuntura hace que buena parte de los bancos comerciales estén adoptando nuevas soluciones de última tecnología que incluyen, entre otras variables, alianzas con empresas fintech que no sólo conducen al futuro por liderar procesos de innovación, son promotoras de la inclusión financiera, factor de suma importancia para Panamá y la región.

Este motor de cambio viene acompañado también de la oportunidad de democratización del acceso a financiamiento, tanto para los segmentos de banca personal como para la pequeña y mediana empresa. Como respuesta a esta tendencia podemos analizar por ejemplo como actualmente más de 16 millones de usuarios buscan contratar servicios financieros por internet en Latinoamérica, como resalta Central América Data.

Lo interesante es que eso no sólo ocurre en otros países, por ejemplo, en Canalbank avanzamos rápidamente en ese proceso de transformación digital y en el desarrollo de canales y servicios virtuales. Hoy nuestro actuar está completamente orientado a un esquema en donde el cliente es el centro del modelo de negocios y por lo tanto el desarrollo de nuevos productos que promuevan la autogestión y el servicio a través de canales alternos, no sólo se traduce en la omnicanalidad del banco, también optimiza la distribución de sus productos y servicios y desde luego la experiencia de cada uno de nuestros usuarios.

Los bancos estamos en la constante búsqueda de eficiencias y de modelos operativos más amigables, esto nos exige construir una plataforma que nos permita garantizar la mejor experiencia digital posible. Es así como apuntamos a la innovación, apalancados en una gestión proactiva de riesgos, construyendo experiencias memorables para los clientes y con una oferta de nuevos productos bajo las metodologías de Design Thinking y de Producto Mínimo Viable, cien por ciento orientadas a dar la mejor respuesta a nuestros usuarios.

Las videoconferencias, asistencia remota y chatbots (asistencia vía chat por web), ayudan hoy en día a los clientes a interactuar con el banco manteniendo la cercanía a través de estos medios tecnológicos y digitales en donde ya las operaciones bancarias se realizarían de forma digital y virtual en yuxtaposición de las transacciones de forma presencial.

Adicionalmente, la utilización de la nube cada vez es más recurrente, lo que nos permite mejorar nuestra capacidad de almacenamiento, resiliencia y favorece el análisis de la data. Esto facilita a nuestros sistemas gestionar la información financiera y utilizar metodologías de inteligencia artificial (IA) para un mayor conocimiento de nuestros clientes, modelos predictivos de comportamiento, así como una mejora sustancial de los modelos de asignación de riesgos y scoring de los actuales y potenciales deudores del banco.

A raíz de la pandemia y la nueva realidad, se han incrementado las transacciones bancarias en los dispositivos móviles, la banca electrónica y los puntos de venta virtuales en más de un 40%, esto como resultado trae una menor presencia de los clientes al interactuar con el banco en sus oficinas o sucursales físicas. Esto no quiere decir que los espacios físicos desaparezcan, por el contrario, son esenciales para complementar esa experiencia de cliente de la que vengo hablando. La diferencia es que deben ser, ya no oficinas meramente transaccionales sino puntos de contacto clave y de generación de valor exponencial para el cliente.

No podemos hablar de las tendencias de la banca en Panamá y la región sin hacer referencia inmediata al blockchain, una tecnología clave que en los próximos años irá incrementando su utilización por parte de los bancos en todas sus transacciones financieras. Esto permite mantener un registro muy seguro de la información de las transacciones de los clientes en donde vendrían a cumplir la función de un registro público en las operaciones digitales, la identificación de cada persona en las transacciones de forma única y mantener la trazabilidad de estas.

Su gran ventaja es que permite registrar una transacción o contrato de manera transparente, verificable e infalsificable que no necesita que un tercero verifique su validez. Inclusive, le permite a una empresa tener el historial de su solvencia para el análisis crediticio de los bancos.

Es importante considerar que la transformación digital es un medio para cumplir los siguientes objetivos de los bancos en Panamá y en la Región:

• Profundización del mercado

• Inclusión financiera

• Sostenibilidad

Teniendo como punto de partida, orientación y eje de todos los procesos, servicios y productos al cliente; considerando en todo momento que se le proteja en términos de confidencialidad de información, accesos y atención del servicio.

Un sector financiero más digitalizado y con tecnología de punta permite la participación y el acceso a todas las comunidades, esto redunda en el crecimiento económico de todos los niveles sociales de nuestro país y un paso más en la meta de reducción de la desigualdad de ingresos. Hagamos de la tecnología nuestra aliada, no sólo para salir adelante en este momento, sino también para dar pasos fuertes de cara al futuro de Panamá.