Temas Especiales

27 de Jan de 2021

Tecnología

El 'internet de las cosas', el sistema de interconexión que revolucionará 2021

Desde la creación de internet en la década de 1960, su evolución no se ha detenido, siendo la cuna de diversas tecnologías que interconectan al mundo desde cualquier latitud. Con el internet de las cosas (IoT) se espera una mayor revolución en el mundo industrial y de los consumidores

Los negocios minoristas deberán aprender a manejar la recolección de datos para mejorar la experiencia digital de sus clientes a nivel global.Pexels

El 'internet de las cosas' (IoT, Internet of Things) viene siendo un conjunto de herramientas de tecnologías inteligentes que permean los sectores industriales, de logística, salud, negocios, hasta finanzas. Durante 2020 se buscó afianzar los sectores de sensores, redes (comunicaciones), analítica (la nube) y aplicaciones; sin embargo, será posible que estos puntos sigan afianzándose durante 2021 dadas las innovaciones tecnológicas que seguirán en marcha, aún más con las necesidades postpandemia alrededor del mundo.

Para entender esta revolución es necesario conocer qué es el 'internet de las cosas'. El término nació del artículo, “Las cosas del internet de las cosas”, publicado por Kevin Ashton, del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), en el cual explicaba que “la falta de tiempo de las personas genera la necesidad de conectarse en internet de nuevas maneras”. Cuando hablamos de “cosas”, se refiere a cualquier dispositivo tecnológico que permite la ejecución de tareas que no necesitamos hacer.

La interconexión y “conversación” entre estos dispositivos se realiza a través de varios protocolos. Estas permiten la creación de dispositivos que ejecutan tareas que no necesitamos hacer.

Estos dispositivos conversan por medios de diferentes protocolos dentro de la misma red, acompañan nuestras actividades, almacenan información y nos sirven de ayudantes diarios. Para que el internet de las cosas funcione –y logre optimizar el uso de recursos– se requiere que los dispositivos, la red y el sistema de control funcionen en sincronización.

Dentro de las aplicaciones para las que el 'internet de las cosas' se utiliza, se destacan las ciudades inteligentes, un compendio de interconexiones en diversos puntos de una ciudad que se unen a través del uso de tecnologías que optimizan los recursos naturales para crear un ambiente más eficiente y sostenible.

Para el desarrollo de una ciudad inteligente se deben considerar los aspectos de: gobernanza, planificación urbana, gestión pública, tecnología, medioambiente, proyección internacional, cohesión social, movilidad y transporte, capital humano y economía.

El aumento de internautas en el mundo alcanzó un 7% de crecimiento en 2020, que se traduce en 4 mil 540 millones de personas (59% de la población mundial). Esto se subdividió en 5,19 mil millones de usuarios únicos de teléfonos inteligentes (una penetración del 67%) y 3,80 mil millones de usuarios activos en redes sociales (una penetración del 49%), según un informe presentado por We Are Social y Hootsuite en 2020.

De acuerdo con las cifras del estudio, las dos regiones con mayor penetración de internet en la actualidad son Europa oriental (92%) y el norte de Europa (95%), seguidas de cerca por Norteamérica (88%). Por otro lado, las regiones con menor penetración de internet son África oriental (23%) y África occidental (36%). En cuanto a la penetración del internet en Centroamérica, las cifras alcanzaron un 66%, lo que significa un progreso con respecto a 2019, creando un mayor acceso al internet en los países de la región.

Debido a esto la expansión del IoT será posible en sectores específicos donde la necesidad sea mayor para garantizar un futuro más sostenible. Entre estos sectores, el de salud pública será uno en los que habrá que invertir con mayor énfasis, según indicó el consejero gubernamental y experto en el IoT, Bernard Marr a Forbes: “Se utilizará la telemedicina, los dispositivos portátiles inteligentes y demás para minimizar el contacto innecesario en situaciones en las que el riesgo de contaminación viral es particularmente alto, por ejemplo, en residencias y salas de enfermedades infecciosas dentro de los hospitales”.

Para Marr, la aceleración tecnológica durante la pandemia fue el primer paso para el impulso del IoT como parte esencial en el desarrollo de las naciones. “Empezando por el sector de salud pública donde las estimaciones originales de la cantidad de 'visitas virtuales' o citas en línea con proveedores de atención médica en EE.UU. Eran 36 millones”, comentó a Forbes, “ese número ahora está en camino de acercarse a mil millones, y esta tendencia sin duda continuará al alza durante 2021 ahora que la infraestructura y la conciencia de los pacientes sobre las ventajas están en su lugar”.

Aunque la red 5G fue denominada clave para el desarrollo productivo de las tecnologías del IoT, Michele Pelino, analista senior dentro del equipo de investigación de infraestructura y operaciones de Forrester, anotó al medio IoT World Today, que “no será única opción de conectividad” en 2021, sino que los usuarios y las empresas tendrán una variedad de opciones, y las organizaciones realmente tendrán que pensar en qué casos de uso seguirán y qué opción de conectividad tiene más sentido”.

“La conectividad debe pensarse en función de ese caso de uso”, dijo Pelino, “además, el enfoque en la conectividad 5G no tiene en cuenta el crecimiento de satélites y otras tecnologías de redes de baja potencia”, que Forrester predice que aumentará en un 20% en 2021.

Así mismo, se dejarán de lado la prioridades de años anteriores como la productividad de los trabajadores y la eficiencia energética, para dar paso en 2021 a la tecnología de construcción inteligente centrada en 'prioridades fundamentales', como la salud y la seguridad de los trabajadores.

“Todavía creemos que muchas partes interesadas volverán a la oficina de alguna manera y que estarán impulsadas por dispositivos de IoT para garantizar que las personas se mantengan a una distancia segura unas de otras”, comentó Pelino. Como el teletrabajo no se verá afectado en gran manera, según el estudio de Forrester, el IoT funcionará para el rastreo de casos de la covid-19 en trabajadores de manera remota, eficiente y constante.

“Tener capacidades de monitoreo remoto se volvió mucho más frecuente, y aquellos que nunca antes habían activado el monitoreo remoto ahora han activado esas capacidades”, agregó.

Este uso de las tecnologías de interconexión ha mejorado el rendimiento de las empresas y organizaciones que han aprendido a utilizar el manejo de dato para reducir las fallas, mejorar relaciones con clientes a larga distancia y tener sistemas proactivos de detección de fallas en las maquinarias dentro de fábricas, así como el monitoreo de rendimiento de los trabajadores. En cuanto a los negocios, para Pelino las tiendas minoristas comenzaron a utilizar la recolección de datos de clientes para mejorar la experiencia de compra, lo que no se detendrá al llegar 2021.

“La idea es utilizar información sobre ubicación: capacidades GPS en teléfonos. Con el tiempo, habrá más oportunidades para crear experiencias basadas en la ubicación para interactuar con una marca”, dijo Pelino. En una encuesta realizada por IoT World Today, el 57% de empresas encuestadas afirmó que usará inteligencia artificial y aprendizaje automático para monitorear el rendimiento de sus empresas en 2021.

De esta forma se contempla una mayor inclinación hacia los aspectos sociales e industriales que se avecinan con el nuevo año. Para los negocios será necesario complementar sus servicios y productos con catálogos y accesos digitales que permitirán al consumidor poder tener una mejor experiencia, a su vez que no se requerirá un trabajo tan excesivo por parte de los trabajadores. Como indicó Marr: “Muchos puntos de venta no esenciales pueden cerrarse temporalmente con una interrupción mínima en nuestras vidas, gracias en gran parte al surgimiento del comercio minorista en línea. Sin embargo, las tiendas que suministran productos básicos como alimentos y medicinas deben permanecer abiertas para satisfacer las necesidades básicas de la población local”.

Así mismo, podemos esperar ver un nuevo propósito para modelos innovadores como los supermercados totalmente automatizados de Amazon, que reducen la necesidad de interacción humana no vital mientras abastecemos nuestros hogares con alimentos y otros elementos esenciales. “La automatización a través de dispositivos habilitados para IoT también seguirá creciendo en los centros de cumplimiento masivo que envían inventario a las tiendas”, anotó Marr, “los métodos de pago sin contacto también prevalecerán cada vez más a medida que avancemos hacia la “sociedad sin efectivo” que se prevé que llegará desde hace algún tiempo, trayendo consigo sus propios desafíos”.

La tecnología abarca todos los espacios de la cotidianidad.Pexels

Dentro de las tendencias también se destaca el uso de la informática edge que genera el almacenamiento de datos e información en la 'nube'. Para Marr, esto será clave, e igualmente vital en un mundo posterior a covid junto con los beneficios para la privacidad y la administración de datos.

“Muchas iniciativas proactivas y reactivas, como la detección de brotes y el rastreo de contactos, se basan en datos muy personales, como datos de salud o ubicación”, apuntó el experto, “las nuevas formas de procesar y tomar medidas sobre esta información aprovecharán las técnicas de computación de vanguardia para reducir el riesgo que representa el envío de esta información hacia atrás y hacia adelante entre dispositivos personales y servidores en la nube”.

La implementación del IoT en las empresas a partir del inicio del próximo año, y su fortalecimiento en la privacidad y ciberseguridad podría resultar esencial cuando se trata de generar confianza pública en estas medidas, algo que debe hacerse para que se implementen con éxito a escala. Si bien, 2020 ha sido un año complejo dentro de las tecnologías, sus innovaciones y planes en la vía rápida generan predicciones de una mejora consciente de servicios públicos y privados para 2021, con el objetivo de mejorar la calidad de vida mundial.