Temas Especiales

20 de Ene de 2022

Tecnología

El 'blockchain' y su uso en las finanzas tecnológicas

El trueque es un método de transacción que se realiza cambiando dos elementos de valor ya que no se puede determinar una cuantía del precio exacto. Es por esto que se crean los elementos fiduciarios, es decir, las monedas con las que pagamos en la actualidad

El dinero es una tecnología para la gestión de la confianza. Fue creado para gestionar con seguridad en las transacciones de valor, cuando dos personas tienen o adquieren un bien en común. Por ejemplo, en tiempos pasados se usó el “trueque”.

El trueque es un método de transacción que se realiza cambiando dos elementos de valor, ya que no se puede determinar una cuantía del precio exacto de un saco de maíz, por ejemplo. Es por esto que se crean los elementos fiduciarios (Fiat), es decir, las monedas con las que pagamos en la actualidad. De esta manera se pudo fijar valor a un objeto haciendo el intercambio de forma más sencilla como un papel de referencia en el cual los gobiernos han puesto la confianza.

Entonces digamos que con Fiat el dinero se crea por los gobiernos y su valor depende de la confianza en este y la economía actual.

Por eso en los años 70 cierto grupo de personas comenzó a pensar en la cara oculta de la centralización del poder y entonces se creó un movimiento cripto anarquista para que a través de la criptografía y la tecnología se hiciera posible crear una moneda que fuese descentralizada y sin necesidad de la intervención de terceros: es aquí donde entra lo que conocemos como bitcoin.

En 2008 se propuso una moneda descentralizada, una moneda P2P entre personas sin contar con un tercero, basada en crear una cadena de bloques en la que todos los nodos confían; bitcoin es una tecnología creada para ser el nuevo método de pago; es descentralizada y sin banco central, y al igual que las demás criptomonedas como ethereum puede transferirse valor sin necesidad de terceros a través de una red.

Pero, ¿dónde se crea esto? Este intercambio de valor es llevado a cabo en el blockchain, el cual es un software, un protocolo, “una infraestructura” que nos permite:

A. Tener una red descentralizada de nodos.

B. Tener un registro en común de transacciones basados en una cadena de bloques (blockchain) enlazados criptográficamente.

C. Crear un proceso de consenso. Tan real porque todos los nodos han de estar de acuerdo para asegurar la veracidad del registro en la cadena de bloques.

La criptografía sucede a través de una “función hash” en internet; a partir de una entrada se obtiene una salida con longitud fija dentro de ella “el contenido”, en este caso los valores que se quieren intercambiar.

La misma entrada debe dar la misma salida, puesto que gracias a la función hash y a la validación, la transacción ha de ser incorruptible, no hay modificaciones y en caso de que las haya no habrá una salida. Estas transacciones son irreversibles y con una precisión de cálculo perfecta y descartando la posibilidad de terceras personas que puedan manipular, pues los datos matemáticos nunca mienten.

En el siguiente artículo seguiré contando mucho más.

Estudiante de inversiones y riesgos