02 de Dic de 2022

Deportes

El ciclista que venció al cáncer

PANAMÁ. La historia del estadounidense Lance Armstrong es una que, sin dudas, logra estremecer, motivar y asombrar a cada uno que la con...

PANAMÁ. La historia del estadounidense Lance Armstrong es una que, sin dudas, logra estremecer, motivar y asombrar a cada uno que la conoce.

Cuando su carrera como ciclista comenzaba a ganar velocidad a sus 24 años, le diagnosticaron cáncer testicular con metástasis pulmonar y cerebral. El panorama deportivo, evidentemente, se vería sumamente afectado por su condición, pero Armstrong nunca pensó en dejar su pasión de manera definitiva.

Nació para ser ciclista. Desde pequeño practicó natación hasta los 13 años, edad en la que conoció el triatlón. Ya a los 16, con un estado físico superlativo, era profesional en la disciplina. Poco después, se decidió por completo por el ciclismo.

SU MAYOR PREMIO

Armstrong es el único ciclista en ganar siete veces la tradicional prueba del Tour de France. Pero su triunfo sobre el cáncer es y será su mayor logro.

El cáncer que lo atacó empezó en los testículos, se extendió a los pulmones y tocó su cerebro, todo parecía indicar que la muerte sería su sentencia.

Armstrong fue intervenido de inmediato tras el diagnóstico. Después recibió cinco sesiones de quimioterapia especial, a priori no disminuiría su capacidad pulmonar en caso de supervivencia. Esa decisión fue vital para el éxito que tuvo años después.

Su mentalidad luchadora era tal que las sesiones de quimio no impidieron que Lance recorriera 80 kilómetros a bicicleta cuando se lo disponía.

Luego de vencer la enfermedad, su autoestima y motivación quedaron por las nubes. Los momentos malos que vivió por el cáncer, los tradujo en victorias, alegrías e inmortalidad en el deporte de la bicicleta, donde su nombre es leyenda deportiva y de superación.