22 de Feb de 2020

Deportes

Las peleas en el deporte panameño merman sus esperanzas en Guadalajara-2011

Panamá acudirá a los Juegos Panamericanos de Guadalajara (México) con pocas esperanzas de realizar un buen papel porque algunos de sus ...

Panamá acudirá a los Juegos Panamericanos de Guadalajara (México) con pocas esperanzas de realizar un buen papel porque algunos de sus mejores atletas estarán ausentes de esta justa, entre otras razones, por peleas entre los dirigentes deportivos del país.

"Las expectativas de medallas son bajas. Hay que decirlo así", dijo a la AFP Rubén Cárdenas, director del estatal Instituto Panameño de Deportes.

La culpa del desanimo es que el atletismo panameño no estará representado en los XVI Juegos Panamericanos, que se disputarán del 14 al 30 de octubre en la ciudad mexicana.

Las máximas figuras panameñas como el campeón olímpico de salto de longitud, Irving Saladino, y el velocista Alonso Edward, medalla de plata en 200 metros en Berlín-2009, no estarán en los Panamericanos. El primero por decisión propia y el segundo por lesión.

Tampoco estarán la mediofondista Andrea Ferris, medalla de plata en 800 metros en los Centrocaribes de Mayagüez y oro en los Juegos Centroamericanos de 2010, ni Kashani Ríos, ganador del oro en salto alto en los Juegos Estudiantiles Centroamericanos en 2008, a pesar de tener las marcas y no estar lesionados.

"El presidente de la Federación de Atletismo de Panamá (Ricardo Saso) indicó que no iba a inscribir a sus atletas porque no está de acuerdo con la junta directiva del Comité Olímpico de Panamá. Y decidió como protesta no inscribir a sus atletas", dijo Cárdenas.

En Panamá existen dos comités olímpicos, ambos con personería jurídica en el país, pero sólo uno reconocido por el Comité Olímpico Internacional, lo que ha llevado también a la división de las federaciones deportivas al apoyar a uno u otro. Ambos comités se acusan mutuamente de ser ilegítimos, de usurpar funciones y de corrupción, una división que hizo perder a Panamá la organización de la pasada edición de los Juegos Bolivarianos.

"Ya basta que sigan peleando por un pinche puesto", dijo Andrea Ferris tras conocer que no podrá competir en los Panamericanos."No es justo que con todo el sacrificio hecho, ahora digan que no vamos", añadió Ferris, quien teme que esta disputa impida a los atletas panameños competir en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012.

Cárdenas dijo que pidió a la Organización Deportiva Panamericana que las atletas panameñas puedan participar en Guadalajara, sin que haya recibido hasta el momento una respuesta.

La delegación panameña estará compuesta de 49 deportistas de 13 disciplinas: béisbol, natación, boliche, karate, lucha, taekwondo, pentatlón, equitación, tiro, triatlón, halterofilia, boxeo y esgrima.

Las máximas esperanzas panameñas están depositadas en Edgar Crespo (natación), Carolina Carsten (taekwondo) y Eileen Grench (esgrima)."Sabemos que el nivel de competitividad es bastante alto pero guardamos esperanzas de que estos atletas puedan arrojar resultados halagadores para nuestro país", dijo Cárdenas, quien aseguró que la preparación de los deportistas panameños costó 200.000 dólares.

Crespo, de 22 años, obtuvo dos medallas de oro en 50 y 100 metros pecho y una de plata en los 200 metros pecho, en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se realizaron en 2010 en Mayagüez (Puerto Rico).

Ese mismo año Crespo tuvo una destacada presencia en los Juegos Centroamericanos disputados en Panamá, donde fue uno de los deportistas locales más laureados, obteniendo tres metales dorados.

Por su parte, Grench viene de obtener el bronce en la modalidad de sable en Mayagüez y el oro en los Centroamericanos de Panamá y El Salvador."Muchos de estos atletas están en proceso de crecimiento y esta experiencia sin duda alguna les va a servir para su preparación correspondiente para próximos compromisos", añadió Cárdenas.

En los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro en 2007 Panamá obtuvo una presea de oro de la mano de Saladino y una de plata con el vallista Bayano Kamani.