22 de Feb de 2020

Deportes

Dramática, increíble, grande

SAN LUIS. Nadie podrá decir que la Serie Mundial 2011 pasará intrascendente.. Aunque a alguno se le ocurra comparar los ratings se tele...

SAN LUIS. Nadie podrá decir que la Serie Mundial 2011 pasará intrascendente.

Aunque a alguno se le ocurra comparar los ratings se televisión con los de otros deportes, e incluso, con otras series, lo cierto es que los Cardenales de San Luis y los Rangers de Texas protagonizaron una batalla épica, con siete capítulos de duración, donde la perseverancia y la actitud de los Cardenales prevaleció.

CONSAGRADOS

El equipo que nunca se amilanó, se consagró el viernes último campeón de la Serie Mundial, por undécima vez en su historia al vencer 6-2 a los Rangers de Texas.

El cierre de la serie, sin embargo, pudo haberse concretado en el sexto partido en favor de Texas, que estuvo dos veces a un strike de ganar su primer campeonato.

Pasaron cosas en ese partido. David Freese, un discípulo del portentoso bateador dominicano Albert Pujols, pegó un jonrón decisivo en el undécimo inning y los Cardenales remontaron dos veces ante los Rangers de Texas para forzar el séptimo duelo al cantar victoria por 10-9.

Este partido tal vez ya pueda ser ubicado como uno de los grandes clásicos en la historia de las Grandes Ligas.

LA HISTORIA

Con el juego empatado 7-7 en el noveno y ante el relevista Neftalí Féliz, Freese remolcó dos carreras con un triple que bañó con lo justo al jardinero derecho Nelson Cruz.

En el décimo, tras un jonrón de dos carreras de Josh Hamilton para adelantar a Texas por 9-7, Ryan Theriot remolcó una anotación con una roleta y Lance Berkam lo empató 9-9 con un sencillo.

Entonces, Freese tuvo la última palabra al abrir el décimo capítulo, con un cañonazo ante Mark Lowe.

Fue un punto de inflexión, un momento decisivo. Aquí, los ánimos de uno y otro equipo cambiaron drásticamente, y la Serie Mundial tomó otro rumbo.

HISTORIA ESCRITA

Texas supo despertar de una paliza 14-6 para ganar el cuarto partido de la Serie Mundial; pero el pasado fardo de la derrota en ese sexto juego fue demasiado.

‘Todo este viaje, este equipo se merece esto. Esta organización es de primera... esto definitivamente es un sueño hecho realidad’, dijo Freese, nombrado Jugador Más Valioso de la Serie Mundial. También lo fue de Campeonato de la Liga Nacional.

Fue un triste desenlace para los Rangers, el primer equipo que sucumbe en dos clásicos consecutivos desde Atlanta en 1991-92.

Los Cardenales, en cambio, se convirtieron en el quinto wild card en proclamarse campeón y el primero desde los Medias Rojas de Boston de 2004.

Y así se escribió el epílogo de una temporada completa marcada por espectaculares remontadas y humillantes colapsos.