Temas Especiales

25 de May de 2022

Deportes

Alegrías y tristeza

La noche del pasado sábado 3 de diciembre resultó con triunfos y sinsabores para el boxeo nacional. El súper campeón mundial gallo de la...

La noche del pasado sábado 3 de diciembre resultó con triunfos y sinsabores para el boxeo nacional. El súper campeón mundial gallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Anselmo ‘Chemito’ Moreno, se lució en su novena defensa en California, EEUU, al vencer por decisión unánime al retador armenio Vic Darchinyan. Moreno hizo gala de su mejor boxeo y preparación, lo que dejó al armenio desde temprano sin recursos para atinar sus golpes hasta el asalto 12. El campeón tiene en la mira al monarca gallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Jorge ‘El Travieso’ Arce, de México. Sin embargo, en México casi al mismo tiempo, el panameño Roinet Caballero libraba una batalla en la que sacó la peor parte. ‘El Mus’ buscaba por segunda ocasión un título universal. Esa noche frente al mexicano Jhonny González, campeón mundial pluma de la Comisión Mundial de Boxeo (CMB), un contundente ataque en la zona hepática lo dejó fuera de combate en el segundo asalto. Ahora, en el camino de Caballero soplan vientos de retiro. Así se escriben día a día nuevos capítulos en el boxeo criollo. Y en la jornada de encuentros del 2 de diciembre en la ciudad de Colón, hubo más alegría. José ‘El Indio’ Miranda dio un paso adelante en su meta de ser campeón del mundo. Venció al nicaragüense radicado en Costa Rica Carlos Vargas, en el quinto asalto. ‘La pelea con el chiricano Kevin Pimentel no se dio porque no tenía registro suficiente, así que salió el reto con Vargas’, comentó después. Fue un pleito difícil en el que tras el primer asalto de estudio, se tuvo que concentrar en golpear la parte media del cuerpo de su oponente. ‘Eso me recomendó mi entrenador y así lo hice’. En el quinto, la estrategia dio resultado declarándose el KO. El Indio buscará con ansias la clasificación en 2012 y sobre Evy Magallón, la chica de 16 años que también quiere ser campeona; ésta sigue su entrenamiento, pero esa es una de las tantas trayectorias que todavía tienen que madurar, para contarlas.