Temas Especiales

21 de May de 2022

Deportes

Tony Noriega presidió la Fedejudo

A unque las fotos suelen recordar lo que el tiempo y las personas olvidan por conveniencia, en mi querido y bello Panamá, muchos de los ...

A unque las fotos suelen recordar lo que el tiempo y las personas olvidan por conveniencia, en mi querido y bello Panamá, muchos de los que estuvieron cerca del general Manuel Antonio Noriega y compartían sonrisas, agasajos y fiestas, etc., con el Dictador, ahora hacen recordar al Apóstol San Pedro, que negó hasta tres veces, conocer a Jesús la noche en que este fue arrestado, cumpliendo así la profecía de Jesús a Pedro, de que: ‘no cantará el gallo sin que me hayas negado tres veces’.

Debe quedar claro que no estoy haciendo una comparación, sino reiterando que la amistad de muchos está basada en su acomodo e intereses personales. Este servidor, por intermedio del profesor Aurelio Chu Yi (q.e.p.d), conoció a Manuel A. Noriega, entonces teniente coronel de la Fuerzas de Defensa, quien se mostró satisfecho de mi objeción a la actitud del profesor Rigoberto Paredes, primer director del INCUDE, que a raja tabla quiso reemplazar al delegado de judo en el COP, profesor Rafael Barranco, en violación con la Carta Olímpica. En esos momentos el judo estaba convulsionado, por lo que me invitó a colaborar, y por insistencia de mi amigo Chu Yi, acepté.

Un punto que quiero dejar claro es que mi contacto con Noriega fue cuando era teniente coronel, y nunca con el después general Noriega. Comienzo por decir que era un buen dirigente del judo, y lo practicaba en el cuartel de Chiriquí con en sensei Aurelio Tamayo, lo que continuó cuando fue trasladado a Panamá, con Aurelio Chú Yi, en su dojo privado en su residencia en Bethania. Si mi memoria no me falla, reemplazó a Francisco Paya en la presidencia de la Fedejudo. En aquel entonces era una persona de bajo perfil, que no buscaba mucha figuración con su labor al frente del deporte. Creó la primera Escuela Nacional de Judo, que quedaba en el área de Paitilla; también el primer Colegio de Cinta Negra. Dotó al judo de unos 300 tatamis para fomentar la división infantil y mayor.

El judo vivía una época de bonanza que tenía atletas de buen nivel, y técnicos de la talla de Luis Gastón, de Cuba; Juan Bailu y Wo Jo-Do, de China. La presentación del judo en el exterior reportaba buenos resultados. Aunque no se dice, refresco la memoria que el Tte. Col. Manuel Noriega presidía la Fedejudo durante los VII JB celebrados en Panamá en 1973. El judo que en los IX JCA 2010 aquí en Panamá a duras penas ganó 1 medalla de oro, de René de Urriola en + 100 kilos, en los VII JB de 1973, un torneo de mayor nivel, se ganó 3 de oro, 1 de plata y 2 de bronce así: Oro: Aníbal Ortega en + 93 kilos; Mariano Ortiz en 93 kilos, y Armando Trigueros en 80 kilos. La medalla de plata fue para Miguel Vanegas en 63 kilos, que perdió el oro frente al venezolano Manuel Luna por Ippon. Marco Corcho ganó bronce en 70 kilos, y Aníbal Ortega en la categoría libre.

Noriega se preocupaba por mejorar el nivel de los técnicos panameños, y recuerdo que envió a Teófilo Mendoza, Justo Navarro, y el ahora presidente de la Fedejudo que avala el COP, Ernesto Arce, a tomar cursos en el exterior. El judo estaba sin sobresaltos para sus competencias internacionales. Los aviones de la FAP apoyaban al judo. Bajo su presidencia se celebró en Panamá con éxito, un Torneo CA y del Caribe de Judo. Se mantenía un dojo en la Piscina Adán Gordón, en óptimas condiciones. Cuando Miguel Vanegas llegó a la Fedejudo, se perdió este dojo Por discrepancia con algunas actuaciones no de Noriega, sino de otros dirigentes, decidí apartarme del gremio. Tomen nota. Así es.

COCTEL DEPORTIVO