03 de Oct de 2022

Deportes

Panamá y Honduras, un juego clave

El tiempo vertiginosamente se ha venido encima y ya estamos en la antesala de este importante encuentro internacional de futbol entre la...

El tiempo vertiginosamente se ha venido encima y ya estamos en la antesala de este importante encuentro internacional de futbol entre las selecciones de futbol de Honduras y Panamá, esta vez, por el derecho de pasar a la siguiente ronda, el hexagonal, que dará tres cupos directos y uno de repesca con destino al Mundial de Brasil 2014. El encuentro entre ambas naciones se ha convertido en un guerra psicológica de baja intensidad, tal y como la plantean los estrategas militares en la víspera de una acción bélica.

La ventaja primaria lograda por el onceno panameño en el primer partido celebrado en el estadio Tiburcio Carias Andino, de la ciudad de Tegucigalpa, capital de ese país centroamericano, ha creado un descontento general entre la población catracha, especialmente los aficionados al fútbol, acostumbrados a ver en forma triunfalista a su selección.

Honduras junto a Costa Rica tienen el mérito en Centroamérica de haber estado presentes en dos mundiales. Honduras en España 82 y Sudáfrica 2010, Por lo que les causa mucho escozor que los canaleros hayan ido hasta allí en el mismo Tiburcio Carias Andino a humillarlos por marcador 2 x 0.

Ahora la afición y los periodistas deportivos de Honduras, señalan que su selección ha recibido una transformación, reforzadas por nuevos jugadores que vienen del equipo olímpico que estuvo presente recientemente en Londres y de muy buena actuación. El propio Julio Dely, dijo no es la misma Honduras la vamos a enfrentar en esta ocasión.

Otro hecho que llama la atención es que en el pasado el equipo catracho, venían a nuestro istmo, sin miedo y se hospedaban en los centros hoteles de nuestra urbe capitalina, sin temor a nada. En esta ocasión y conocedora del rugir de llamada Marea Roja, temen que la ruidosa barra, no les permita su sueño placentero y ahora han decidido hospedarse en el Hotel Playa Bonita en el área de Veracruz. Estas precauciones de la dirigencia hondureña, han calado en la llamada ‘Extrema Roja’, barra de la selección nacional, quienes hoy más que nunca quieren sacar provecho de local, ya que en el encuentro anterior frente a Canadá, los integrantes de la Marea Roja, le montaron su tamborito, junto con murgas, con tambores y cornetas frente al hotel Crown Plaza.

Pero, vayamos al aspecto futbolístico, Honduras si bien ha asistido a varios mundiales, el equipo panameños, ha sido incómodo para ello, a pesar de contar los catrachos con buenos futbolistas, si bien ya hace largos años nos golearon con marcadores abultados.

Panamá ha evolucionado, su fútbol ha cambiado, sus jugadores han madurado, hoy este pequeño país de tres millones de habitantes tiene futbolistas en los cuatro puntos cardinales. Y los mismos son puntales en sus equipos, sus goles son titulares de noticias de primera plana de los principales rotativos del mundo.

Los apellidos Tejada, Baloy, Pérez, Gómez, Barahona, Penedo resuenan en los oídos de los jugadores, afición y dirigencia catracha. Ya los nuestros no son los jugadores tímidos e inocentes de antes. El roce y el oficio futbolístico internacional los ha puesto entre los mejores jugadores del continente americano. Las cosas han cambiado.

El encuentro de hoy puede dejar sellado para la historia del futbol de la CONCACAF, el avance del futbol panameño. El partido será difícil en cada metro del rectángulo. Complicado para que los dos se han estudiado hasta la saciedad. El triunfo va ser el error o falla del rival.

Los hondureños cuentan con hombres altos y su juego aéreo es peligroso y se inicia por la puntas, por los extremos hacia el centro. Tienen potencia y hay que estar atentos a los disparos de corta distancia. Panamá tiene velocidad, está en casa con el apoyo de su afición, ya no tiene el miedo escénico del pasado.

LA COLUMNA DE PEPE