Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Deportes

El nuevo anfitrión

J osé Antonio Remón Cantera, siendo presidente de la República gestionó la construcción del nuevo Hipódromo en Juan Díaz, obra que no pu...

J osé Antonio Remón Cantera, siendo presidente de la República gestionó la construcción del nuevo Hipódromo en Juan Díaz, obra que no puedo ver culminada debido a su asesinato en Juan Franco.

Fue así que finalmente el sábado 14 de julio de 1956, la cancha del óvalo juandieño fue el escenario perfecto, donde se conjugaron la pista y el sol radiante, para realizar una de las más memorables cartillas, la inauguración del Hipódromo Presidente Remón.

En el inolvidable episodio se dieron cita el presidente de turno Ricardo Manuel Arias Espinosa y el mandatario electo Ernesto De La Guardia Jr., con una asistencia multitudinaria de fanáticos, en un Hipódromo donde surgió un renovado movimiento del ‘turf’ en la República de Panamá.

Ese día las bellas damas fueron ataviadas con sus mejores trajes festivos, los hombres con camisa y sombrero o bien con suéter y boina, fijando sus miradas a la bella y moderna estructura, y no faltó el tradicional programa de carreras con un diminuto tamaño de 8 1/2 X 7 1/2 pulgadas.

El Primer Gerente del Hipódromo Presidente Remón, en ese momento fue Alberto ‘Pitín’ De Obarrio, quien fue igualmente el último con que contó el Hipódromo Juan Franco.

Esta nueva plaza dio origen a mejores días para esta actividad, con una pista más extensa y ancha, mejores pesebreras, con una mayor capacidad numérica, que diera como resultado el incremento de nuevas figuras que se interesaron en la afición hípica.

Así mismo hubo un interés en las adquisiciones de nuevos sementales y centros de crianzas en toda la República, aportando mejores productos criollos aptos para competir con los importados, retando a muchos de estos estelaristas con éxito.

Sobre la cancha de arena del óvalo juandieño han emergido los criollos ante grandes pisteros de muchas nacionalidades en las pruebas de mayor renombre y tradición del hipismo panameño y que decir de los resonantes triunfos en los eventos de la Serie Hípica Caribeña, donde nuestros equinos marcan la pauta en dichas competencias, ratificando la hegemonía en las pruebas de esta naturaleza.

En esta materia también el Hipódromo Presidente Remón ha sido anfitrión de cinco series hípicas del Caribe y un evento especial en conmemoración de los XI Juegos Deportivos Centro Americanos y del Caribe, cumpliendo a cabalidad con su organización y desarrollo.

Del Hipo Remón han egresado grandes luminarias del sillín, probados en todo el orbe, siendo noticias permanentes en los diarios de mayor renombre, además de reconocidos preparadores y, sobre todo, el mejoramiento de la crianza del pura sangre nacional, probado en los triunfos a nivel nacional e internacional.

Otro logro, fue rescatar la historia hípica nacional, con la incorporación del Salón de la Fama de la Hípica Panameña, en cuyo templo de los inmortales se han dado varios actos de exaltaciones, honrando a las mejores personalidades y ejemplares que han hecho un papel trascendental en nuestro medio y en las series caribeñas.

Una conquista que quedó marcada en la historia fue la creación de la Academia Técnica de Formación de Jinetes Laffit Pincay Jr. el martes 17 de marzo de 2009, reconocida por MEDUCA, un centro educativo creado con el fin de mejorar el nivel de enseñanza – aprendizaje de los jinetes panameños, brindándole, no solo formación hípica especializada, sino también formación académica regular.

Actualmente la actividad en el Hipo Remón experimenta una bonanza, toda vez que a través de la ley 71 del 6 de septiembre de 2011 se destinan anualmente 4 millones de dólares al incremento de los premios de las carreras regulares y eventos clásicos.