Temas Especiales

17 de Apr de 2021

Deportes

Fracaso monumental en Puebla

Para un personaje cuyo principal atributo es la soberbia, debe ser muy difícil aceptar cualquier fracaso.

Para un personaje cuyo principal atributo es la soberbia, debe ser muy difícil aceptar cualquier fracaso.

Mas allá de su talento futbolístico que, como jugador, desparramó brillantemente por las mejores canchas del Mundo, la personalidad de Julio Dely Valdés queda seriamente cuestionada ante el fracaso de la Sub-20 en el Pre Mundial disputado en Puebla.

Digo de la personalidad del Jefe de todas las selecciones nacionales de Panamá y no de sus limitaciones como estratega. Ese es un tema aparte.

Julio Dely Valdés no logra entender que nadie está por encima del bien y el mal en nuestro fútbol.

El Director Técnico de nuestra ‘Sele’ no comprende, ante la complacencia o el temor de algunos sectores interesados que, por muchos logros futbolísticos hubiese obtenido, él solo es un simple mortal. Nada más.

Ante sus limitaciones como estratega siempre buscó excusas culpando a los pocos medios que se atrevían a criticarlo tildándolos de ‘desestabilizadores’.

Culpar al Director Técnico o a los jugadores de la Sub-20 del fracaso es como esconder la basura debajo de la alfombra. A nadie escapa que Julio Dely Valdés impuso a su amigo, el ex futbolista costarricense Javier Wanchope que, como entrenador no tiene ningún pergamino.

Jamás ningún seleccionador nacional panameño en esta categoría encontró tantas facilidades económicas ni logísticas que sí le dieron al tico.

El fracaso es Monumental porque con muy poco, casi nada, Gary Stempel, René Mendieta, el mismo Dely Valdés y Alfredo Poyatos nos clasificaron a mundiales Sub-20.

Wanchope volverá a su natal Costa Rica llevando en su alforja un buen par de dólares y en su currículo aparecerá que dirigió a un Seleccionado Nacional de Panamá gracias a su entrañable amistad de vieja data con el Panagol.

Difícil pero no imposible que Julio Dely Valdés acepte su responsabilidad en la dolorosa eliminación de nuestra Selección Sub-20.

La soberbia no es buena consejera ni los aduladores de ocasión ni tampoco los intereses que giran alrededor del fútbol. ‘El odio nunca venció al odio’.

Sígueme en Twitter: @ProfeGiraldo

visita:futbolclubpanama.blogspot.com

PERIODISTA