Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Deportes

Termina la jornada

En el hotel de concentración ya quedan pocos atletas, dirigentes y personal oficial. Era un domingo soleado, alegre, distinto. Ayer come...

En el hotel de concentración ya quedan pocos atletas, dirigentes y personal oficial. Era un domingo soleado, alegre, distinto. Ayer comenzaba a embalarse todo el material que fue traído desde Panamá, para su participación en los X Juegos Centroamericanos.

Un pasaje rápido de imágenes inolvidables. El oro de Isabella en gimnasia, el de Jaime en un combate trepidante, el de Moisés en la lucha, el de Yaremi, invencible en karate, el de Ismael en la natación, el de Rolanda en los 3 mil metros con obstáculos, la gacela Cassandra volando en los 100 metros planos, Máximo Víquez y su garra en las pesas, Jaime Villar y su hazaña en el judo, el oro que nos robaron en el taekwondo, las injusticias arbitrales, las barras, en favor y en contra, el calor, el frío la calma. San José fue un gran anfitrión para los X Juegos Centroamericanos. Para mí, llegar en la incertidumbre, y retornar con la valija cargada de recuerdos vividos en dos semanas de intenso ajetreo.

El experimento deportivo que decidió ejecutar Pandeportes, cuando concentró a los atletas que se proyectaban con posibilidades de ganar medallas de oro en las competencias centroamericanas, ya dio sus primeros resultados.

Escribo estas líneas aún en San José, viví la experiencia, sé qué sucedió, puedo, y es imperativo que lo haga, relatar los sucesos que rodearon el primer paso del deporte panameño en este nuevo ciclo olímpico que debe llevar a los mejores atletas que resulten de este proceso a los Juegos Olímpicos de Brasil en 2016. En eso consistirá mi relato en los próximos días. No faltará quien lo cuestione. Lo que no podrán hacer es desmentirlo, porque yo sí vi lo que sucedió aquí.

ENVIADO ESPECIAL