Temas Especiales

16 de May de 2022

Deportes

Premundial sub-17 costará $800 mil

PANAMÁ. El torneo Premundial sub-17 de la Concacaf que arranca mañana sábado en nuestro país tendrá un costo de 800 mil dólares, según d...

PANAMÁ. El torneo Premundial sub-17 de la Concacaf que arranca mañana sábado en nuestro país tendrá un costo de 800 mil dólares, según dijeron ayer los organizadores del campeonato que será clasificatorio para el Mundial de Emiratos Árabes Unidos.

Una parte del costo del torneo lo asumirá la Concacaf, mientras que la otra parte será responsabilidad de la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut), señaló Ramón Cardoze, vicepresidente de Fepafut.

El Premundial sub-17 se jugará en los estadios Agustín ‘Muquita’ Sánchez, con capacidad para poco más de 2 mil espectadores; y el estadio Rommel Fernández, que tiene capacidad para unos 30 mil fanáticos.

Los partidos del onceno panameño se jugarán en el Agustín ‘Muquita’ Sánchez, estadio que tuvo que ser modificado para recibir el visto bueno de la Concacaf.

Panamá espera sacar ventaja de la grama sintética del ‘Muquita’ Sánchez y por eso el técnico Jorge Luis Dely Valdés prefirió jugar en ese coliseo.

‘Es una decisión del técnico Jorge Dely Valdés, ya que la mayoría de los jugadores están acostumbrados a jugar en cancha sintética’, aseguró el dirigente de la Fepafut.

Panamá está en el grupo A, junto a las selecciones de Jamaica y Barbados.

Con respecto al precio de entrada para presenciar los encuentros, Cardoze mencionó que será de 5 dólares en ambos coliseos.

ARREGLOS EN EL ‘MUQUITA’

Para que la Concacaf le diera el visto bueno al estadio Agustín ‘Muquita’ Sánchez, fue necesario hacerle algunas reparaciones.

Mario Monterrosa, el máximo responsable del torneo por parte de la Concacaf, reveló que al estadio chorrerano hubo que hacerle muchas reparaciones.

Por ejemplo, asegura Monterrosa, el coliseo fue totalmente pintado.

Los vestidores originales fueron adaptados para los árbitros, mientras que los dormitorios fueron acondicionados como camerinos de los jugadores.

El problema más serio —asegura Monterrosa— fue el de la iluminación.

‘Se le pidió a los encargados del alumbrado que re movieran un poco la dirección del alumbrado de las torres, ya que había buena iluminación en los laterales, pero no en el centro del estadio’, explicó Monterrosa.

La cancha sintética no representa ningún problema para la Concacaf, porque a juicio de Monterrosa lo importante es que el coliseo cumpla con los requerimientos del organismo deportivo regional.

‘Esperamos que el torneo sea un éxito y que Panamá pueda ser sede de otros campeonatos’, señalo.